Los grandes olvidados del All-Star


Elegir a 12 jugadores para representar a cada conferencia en el partido de las estrellas anual implica de forma automática que varios jugadores que también lo merecen se queden fuera. Algunos medios llevan reclamando años que la lista de suplentes se amplíe a ocho por equipo para que así sean 26 los elegidos en total, pero incrementar el número de plazas no evitaría que la habitual polémica de estas fechas quedase aplacada. Cuatro nombres destacan este año por no haber sido elegidos ni entre los titulares ni entre los suplentes.

Joel Embiid

El novato de Philadelphia 76ers probablemente esté siendo el mejor pívot de la Conferencia Este pese a su importante restricción de minutos. Con unos promedios de 19,8 puntos, 7,9 rebotes y 2,5 tapones en solo 25,3 minutos por noche y un PER de 24,05, Embiid aparecía en las quinielas de muchos como un fijo del Este. Se quedó fuera por poco en las votaciones de los titulares y ahora parece que ha sucedido lo mismo. No sería de extrañar que en caso de producirse una lesión entre los componentes del Este Embiid fuera el candidato de Adam Silver.

Chris Paul

Si se considera a Embiid como un evidente olvidado, con Chris Paul debe pasar lo mismo. Dejado fuera del All-Star por primera vez desde 2007, el base de los Clippers no iba a poder jugar el partido de las estrellas debido a la lesión que se produjo el 16 de enero, pero eso no es motivo suficiente para que no sea reconocido por los entrenadores como uno de los mejores bases de la liga. De hecho Paul ha jugado más partidos (36) que Embiid (30). Paul promedia 17,5 puntos, 9,7 asistencias, 5,3 rebotes y 2,25 robos por noche con un PER de 27,47, el séptimo de la NBA. El balance de los Clippers en partidos jugados sin Paul deja poco lugar a dudas: 3 victorias y 8 derrotas.

Damian Lillard

Uno de los máximos anotadores de la liga, Damian Lillard, vuelve a quedar fuera del All-Star por segundo año consecutivo. El caso de Lillard es significativo ya en en 2016 ocurrió lo mismo y al final de temporada fue seleccionado para el segundo mejor equipo de la NBA en los galardones al término del curso. ¿Uno de los cuatro mejores bases de 2016 no está entre los siete elegidos para disputar el All-Star de 2017? Todo es opinable, desde luego. Lillard promedia 26,2 puntos, 5,8 asistencias y 4,8 rebotes con un PER de 23,02, pero parece que el récord negativo de su equipo ha pesado mucho y los entrenadores han optado por premiar a Gordon Hayward y DeAndre Jordan por sus mejores resultados colectivos.

Rudy Gobert

El francés Rudy Gobert no es el pívot ofensivo más destacado que hayamos visto, pero sí un gran baluarte en defensa para uno de los equipos más calientes de la NBA, Utah Jazz. Gobert promedia 12,8 puntos, 12,6 rebotes y 2,5 tapones con un 66,4 por ciento de efectividad en los tiros y es uno de los mejores defensores de la liga de acuerdo a varias estadísticas avanzadas como la efectividad de los tiros de sus rivales cuando él es el defensor. La ausencia de Gobert también destaca por haber sido seleccionado DeAndre Jordan como All-Star, una elección que ha sorprendido a muchos.

Karl-Anthony Towns

22,7 puntos, 11,9 rebotes, 1,5 tapones y un 50,4 por ciento en tiros de campo son las estadísticas de Karl-Anthony Towns, un jugador de segundo año que tiene un PER de 23.25 y lleva 35 dobles-dobles en 46 partidos jugados como titular. ¿Qué más debe hacer Towns para ser All-Star? Probablemente cambiarse de conferencia o, mejor aún, conseguir que su equipo gane más partidos según vaya adquiriendo experiencia.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.