Los Warriors: un ‘Plan B’ para seguir siendo una dinastía


“Cómo hemos cambiado…”. El título de esta canción del grupo español Presuntos Implicados bien podría servir como resumen de lo que ha sido la trayectoria de los Golden State Warriors durante los últimos 18 meses.

Muchos no lo quisimos aceptar en aquellas Finales de 2019. Las mismas en las que Kevin Durant se rompía antes de hacer las maletas rumbo a Brooklyn. Tres días después, el ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda de Klay Thompson decía basta. Los Raptors se alzarían con el primer campeonato de su historia y la concatenación de salidas y lesiones varias acontecidas espoleó a muchos a clamar a los cuatro vientos el adiós de una dinastía que había sumado 73 victorias y conquistado tres campeonatos en cinco finales consecutivas.

La temporada 2019-20 confirmó que en la Bahía no solo se habían levantado con el pie izquierdo sino que también los había mirado un tuerto. En el cuarto partido de la regular season, con los Suns como rival, Stephen Curry se fracturaba la mano y con ella se hacía añicos el curso. Sin sus dos máximas estrellas, Draymond Green se tomó un año de vacaciones y Steve Kerr convirtió la incapacidad de competir en experiencia y desarrollo para los jóvenes.


Para leer este texto completo y acceder a muchas más ventajas suscríbete a Extra nbamaniacs (nbamaniacs.com sin publicidad + podcast + textos especiales + newsletter + chat en Discord con redactores y otros suscriptores)

EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.