¿Dónde está Mike Conley?

Buscando al gran ex de los .

Hoy se cumple justo una semana desde que arrancó la temporada 2019/2020. Una semana en la que, como de costumbre en la , han pasado aproximadamente 385.000 cosas. Entre todas ellas, creo haber encontrado la historia más rara de este inicio de campaña: el caso Jr.

El ex de los Grizzlies llegó a Utah hace solo unos meses vía traspaso. Su etapa en Memphis, su casa durante 12 temporadas, no daba para más. La franquicia de Tennessee, en plena reconstrucción, iba en la dirección opuesta a la carrera del jugador. Y ahí aparecen los , un equipo que ya había preguntado por él en el pasado y que cree que necesita subir algún peldaño en el puesto de base para poder aspirar a pelear por todo en la NBA actual.

Conley, siempre entre los jugadores más infravalorados de la liga durante su tiempo en Memphis (cuesta creer que nunca haya sido All-Star; así de duro ha sido el oeste), llega a Utah con cartel de estrella veterana que no necesita ni focos ni atención para mejorar al equipo en prácticamente todas las facetas. Y todo el mundo parece de acuerdo con que, pese a la química que había con Ricky y lo bien que éste había rendido en Utah, Conley era/es una apuesta segura que tenía/tiene que encajar perfecto en Salt Lake City.

Pues bien, hasta aquí, todos en el mismo barco. Y yo el primero. Creo que Conley es un jugadorazo y que encaja a la perfección por estatus, cultura, estilo y manera de entender el baloncesto con los actuales Jazz.

¿Cuál es el problema? Que llevamos una semana de competición, cuatro partidos en el caso de los Jazz, y nadie (absolutamente nadie) sabe dónde narices se ha metido Mike Conley.

En su debut en su nueva casa fue hasta gracioso que no metiera un tiro. Acabó el partido con una de las peor tarjetas de tiro de su carrera (1/16 y 0/6 en triples), cometió cinco faltas, perdió un par de balonces y terminó el choque con los brazos en alto y una sonrisa mientras el público aplaudía a rabiar (irónicamente) después de que encestara un tiro libre.

No pasa nada. Era el primer día.

Pero claro, van cuatro partidos. Y, salvando tramos de la paliza contra Sacramento (mejor, aunque tampoco para tirar cohetes: 12 puntos, 45% en los tiros y 33% en los triples), Conley aún no ha aparecido sobre las canchas.

Ayer, precisamente ante los Suns de Ricky Rubio, el ex de Ohio State acabó el partido con un punto y una asistencia en 20 minutos de juego. Otro dolorosísimo 0/7 en los tiros (0/3 en los triples), cinco faltas personales (problemas…) y tres pérdidas de balón. Y yo flipando, si me permitís la expresión. Increíble, vamos.

El peor de la NBA

Y es que, tras una semana de competición, el base es el jugador con peor porcentaje de acierto en los tiros de entre los 190 jugadores que han intentado más de 20 lanzamientos totales. Está en un 9/45 (20%) en los tiros de campo, con un 3/20 (15%) igual de horroroso desde la línea de tres puntos. Y mientras, comete más faltas y pierde más balones de promedio que en ninguna de sus 12 temporadas anteriores.

Esta es sin duda la historia más rara de este inicio de temporada. ¿Dónde narices está Mike Conley? Imagino que no tardará en aparecer.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Los Spurs remontan ante Portland y siguen sin perder

Indiana, New Orleans y Sacramento siguen sin ganar

Siguiente