El Olimpo de los superhombres

La Barba lleva a cuestas el peso de 15 hombres, una ciudad y una franquicia. Camino del Top-5 histórico.

El gran triunfo de los Jazz sobre los Blazers (segundo en solo unos días) cerró ayer una tremenda, magnífica, jornada de Navidad. El golpazo encima de la mesa de unos Lakers sin LeBron (parece que la lesión se quedará en un susto), la prórroga en Boston y actuaciones individuales a la altura de una fecha tan señalada. Embiid, Giannis, Kyrie, Rondo… De todo. Y todo es precisamente lo que aguanta James Harden.

Sin su escudero de lujo (Chris Paul) sobre el parqué por segundo encuentro consecutivo, La Barba se puso Houston por montera, colgó de sus hombros a todos sus compañeros y tiró sin pausa hasta la victoria. Fueron 23 puntos en la primera mitad, 41 en el partido, 35 lanzamientos no demasiado efectivos (anotó 15), 16 intentos desde el triple, siete asistencias y otros siete viajes a la línea de personal. Un esfuerzo titánico que sirvió para remontar ante un mejor equipo (Oklahoma City Thunder). Un esfuerzo titánico que Harden ha convertido en rutina.

Es el triple para cerrar la primera parte, la bombita para cerrar el partido, las bandejas tras absorber contacto, el incansable bote que intenta desestabilizar a su par, el famoso paso atrás… Todo el mundo sabe quién es y qué hace James Harden. No hay sorpresa, trampa ni cartón. Es lo que es… Y es imparable.

Puede que, como dijo hace unos días su compañero Chris Paul, estemos hablando de uno de los mayores talentos ofensivos de las últimas décadas. Pero lo que es absolutamente seguro es que estamos hablando de una de las estrellas más fuertes, con más aguante, de la historia de la NBA. Y en pleno apogeo.

Más y mejor que nunca

Harden lleva siete partidos consecutivos superando la treintena de puntos. ¿Los dos anteriores? 29 y 35. Y su equipo ha dejado atrás su peor momento de la temporada con una racha de siete triunfos en los últimos ocho encuentros, ganando los dos últimos sin un Chris Paul que había sido imprescindible hasta la fecha (0-5 sin él hasta hace unos días). En este último tramo, Harden ha vuelto a ser el MVP de la competición: ha sumado dos triples-dobles, cuatro partidos de al menos 30 puntos y 10 asistencias, tres encuentros de 40 y uno de 50. Incansable.

Y lo más increíble no son ni los números totales ni las victorias, sino cómo están llegando. Su imposible capacidad para asumir esfuerzos bestiales, esfuerzos al alcance de muy pocos seres humanos.

Si cogemos como referencia los datos de NBA Stats, La Barba tiene un porcentaje de uso del 36,8%. Esto quiere decir que finaliza con tiro intentado, tiros libres o pérdida el 36,8% de las posesiones de su equipo cuando está en cancha. Una marca a la que hay que añadir su tremenda influencia en el resto de ataques, doblando balones para los tiradores liberados y alimentando a Clint Capela en el pick&roll. Máximo anotador y quinto mejor asistente de la NBA. Por Harden pasa todo lo que ocurre en Houston. Todo…

Y los esfuerzos son aún mayores de lo que cuentan esos datos. Hablamos del tercer jugador que más tiempo pasa en cancha, del líder absoluto en porcentaje de uso (nadie asume más que él), el tercero que más balones toca, el segundo que más pases recibe, el que más tiempo de balón consume…

Más locuras y el Olimpo

Otro dato loquísimo es que el 87,7% de sus triples llegan sin asistencia, tras bote. Mientras que, como decía hace unos días Kirk Goldsberry, el 80% de los que se anotan en la NBA son asistidos… Merece la pena recordar que hablamos del jugador que más triples ha anotado en lo que va de temporada.

Harden, que fue MVP la temporada pasada, está lanzando más que nunca (más triples que Curry en la temporada que batió todos los récords), anotando más que nunca (+32 por partido) y asumiendo más balón y más responsabilidad que nunca.

Por dar un poco de contexto a las barbaridades de las que hablo, voy a cerrar la columna (número 50, por cierto) con los nombres de todos los jugadores que han aguantado el peso (el porcentaje de uso) que lleva ahora mismo Harden en una temporada completa en los últimos 40 años: Russell Westbrook, Kobe Bryant, Michael Jordan y Allen Iverson. Los más fuertes de los más fuertes. El Olimpo de los superhombres.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

40 puntos y éxtasis de Kyrie Irving en el preludio de otra rivalidad de época

Los Lakers barren a los Warriors en las últimas Navidades en Oakland

Siguiente