Fantasmas en Nueva York

La salida de su estrella, el limbo y la llegada de la siguiente.

Llega el fin de semana de las estrellas, el All-Star Weekend. La fiesta anual de la Liga y el único descanso que tienen los jugadores dentro del tornado que es cada temporada . Pero antes, en una noche que se presumía tranquila, nos hemos encontrado con una lesión de Anthony Davis (contusión en un hombro, no parece grave), una derrota de los Thunder, la quinta victoria consecutiva de los Magic y, ojo a esto… ¡Un triunfo de los New York !

Increíble, de verdad. He estado viendo la segunda parte, pensando hasta el mismísimo final que los Hawks remontarían. Pero no… Milagro en Atlanta: primera victoria de los Knicks en 19 partidos. No ganaban desde el pasado cuatro de enero. Y pregunto… ¿Un buen día para su afición?

Pregunto porque estoy completamente perdido, la verdad. Más de lo habitual, que ya es decir si hablamos de los Knicks. Y ni siquiera hablo de tanking

¿Qué son los Knicks?

La salida de Porzingis rumbo Doncic/Dallas me dejó en estado de shock y aún no he conseguido recuperarme. No sé qué son los Knicks. No sé en qué dirección apunta la franquicia. Y esto es mucho peor que lo de los Magic… No sé ni siquiera si los que juegan son knickerbockers o fantasmas. Ahora me explico.

Porzingis era el pilar sobre el que se tenía que intentar levantar el siguiente buen equipo. El jugador sobre el que había que construir. Él era el rumbo de la franquicia, el plan. El era rostro que seguía la afición. Ahora, con espacio (intención-ilusión) para atraer a dos de los mejores agentes libres en verano y los rumores copando portadas e incluso campañas de venta de abonos para la próxima temporada, la franquicia se encuentra en un limbo. No estás ni un lado ni en el otro. No eres nada. No eres nadie.

Dennis Smith Jr, Kevin Knox, Dotson, Trier, Robinson, Ntilikina, un número altísimo del próximo draft… Todo piezas de un puzle que no tiene aún ni los bordes. ¿Cuántos seguirán en Nueva York tras el próximo verano? ¿Cuántos vestirán en 2021 la camiseta de los Knicks? Puede que varios, pero también puede que ninguno. Sin exagerar.

La ilusión del plan que no existe

La salida de Porzingis ha obligado a los Knicks a dar un paso hacia atrás, a empezar de cero. Pero tiempo y paciencia son dos conceptos que en la gran manzana no se entienden igual que en el resto del mundo. Y menos después de tantos años de desierto…

Imagino que van a intentar que llegue una estrella. Esa es la gran ilusión, ¿no?. Y si finalmente llega, la mayoría de los jóvenes no servirán. Se sucederán los movimientos, traspasos y fichajes. Querrán más veteranos y venderán barato. Todo eso con suerte, sobre todo lo de la estrella…

¿Y si llega el número uno del draft? ¿Se lo quedarán? Ni idea… Qué franquicia los Knicks, de verdad. Qué maldito dolor de cabeza.

No sé ni cuándo ni cómo llegará el All-in. Tampoco sé si les saldrán las cartas necesarias para ganar la mano. Pero lo que sí sé es que ahora mismo los Knicks son una franquicia sin rostro. Fantasmas. Y que el próximo proyecto aún no existe.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Un nuevo triple-doble de Westbrook no es suficiente para vencer a los Pelicans

Guía y horarios All-Star 2019 NBA en Charlotte

Siguiente