La maldita prueba final

Superar las expectativas les ha llevado hasta aquí. Pero aún les queda el reto más difícil de la temporada: el sprint final.

Noche de drama innecesario en la , como dice siempre el fantástico Rob Perez (WorldWideWob en Twitter). Serge Ibaka perdió por completo el norte en un encontronazo con Marquese Chriss (old school mal) y Russell Westbrook se enzarzó verbalmente con un fan (y con su mujer) en Utah. Pero el titular de la noche se lo queda Lou Williams, máximo anotador desde el banquillo de la historia (qué pasada), y el tema de esta columna va a ser la carrera de obstáculos de los Brooklyn . Agárrense fuerte.

Está precioso el final de temporada en la Conferencia Este. Algo falto de nivel en la parte de abajo (las cosas como son), pero precioso. Y ayer se enfrentaban dos de los grandes protagonistas: los Detroit , uno de los equipos más en forma de toda la competición, y los Brooklyn Nets, que tras una temporada fantástica en la que han rendido claramente (y a pesar de las lesiones) por encima de las expectativas, aún tienen que afrontar su prueba definitiva: la recta final.

La historia del partido de ayer ocupa solo un par de líneas: los de fueron superiores desde el inicio en todas y cada una de las facetas del juego. Más frescos, más rápidos (¡Kurucs!) y mucho más certeros. Se colocaron de nuevo sextos en el Este y se llevaron el desempate contra los Pistons (2-1 esta temporada). Pero hay mucho más… Mucho van a tener que sudar para que ese desempate tenga algún efecto. Su carrera obstáculos acaba de empezar.

Tras el triunfo de ayer (absolutamente necesario), los Nets tienen cuatro partidos y medio de ventaja sobre el noveno clasificado (Magic) y cinco partidos de ventaja sobre el décimo (Hornets). Partidos que, probablemente, y aunque parezca una gran ventaja, van a necesitar.

Con cuatro victorias consecutivas a sus espaldas (rivales sencillos + Detroit), los Nets volarán entre hoy y mañana por la mañana rumbo Oklahoma City para empezar un sprint final de 13 partidos con pinta de pesadilla.

El calendario de los Nets

  • @ Oklahoma City
  • @ Utah
  • @ Clippers
  • @ Kings
  • @ Lakers
  • @ Portland
  • @ Philadelphia
  • vs Boston
  • vs Milwaukee
  • vs Toronto
  • @ Milwaukee
  • @ Indiana
  • vs Miami

Siete partidos consecutivos fuera de casa, su road-trip más largo de la temporada, nueve lejos de Brooklyn en total, 11-12 contra equipos que luchan por posiciones de playoffs, ocho contra los mejores equipos de la Liga (Top-10) y un season finale contra Miami que podría ser, valga la redundancia, una auténtica final.

En definitiva, y salvo que las estrellas de los grandes equipos empiecen a descansar sin parar (alguna puede, pero en general no tiene pinta), el calendario más difícil, con diferencia, de toda la NBA.

Sus rivales tienen de media de aquí al final un inhumano 60% de victorias. Una prueba final de tremenda dificultad que, a estas alturas y teniendo en cuenta lo meritoria que ha sido hasta el momento la temporada de los de Kenny Atkinson, parece casi excesivamente dura. ¿Sobrevivirán?

(Photo by Sarah Stier/Getty Images)