Las lesiones de Durant y Klay: nuestra gran oportunidad


Las heridas del ‘coco’ han despertado a los pretendientes.

Primero Kevin Durant y después Klay Thompson. El primero es (muy) posible que se pierda la próxima temporada completa y el segundo luchará para volver como pueda a partir del próximo mes de febrero. Dos golpes directos al corazón de los Golden State Warriors que ya han cambiado la NBA 2020: las heridas del campeón han eliminado las dudas de los pretendientes. Y la guerra no ha hecho más que empezar.

Aunque esto no haya sido el final de la dinastía, aunque ambos terminen renovando con la franquicia de La Bahía y vuelvan más fuertes, la ventana que da al campeonato ha quedado abierta de par en par en 2020. La sensación de superioridad que los Warriors habían mantenido durante los últimos cuatro años (desde el primer anillo) se ha esfumado por completo. Por lo menos de cara a la próxima temporada (son sextos en las apuestas). Y ese hueco, esa posibilidad que se abre delante de todas las franquicias (que acaban de ver cómo los Raptors ganaban la NBA), ya ha cambiado la liga. Empezando por el traspaso de Anthony Davis.

No hay un solo equipo en toda la NBA tan desesperado por ganar como Los Angeles Lakers. La edad de LeBron, los años sin playoffs, el peso de los colores, el escándalo destapado en el interior de la franquicia… Pelinka necesita un verano arrasador. Y las lesiones de Durant y Klay le han puesto la oportunidad perfecta en bandeja: es ahora o nunca a todos los niveles en LA, tiene licencia para disparar sin preguntar.

¿Os acordáis de la faraónica oferta por Anthony Davis en febrero? Pues solo incluía dos primeras rondas (en años de contrato de LeBron…). Y hemos pasado de ahí a tres primeras más un derecho de intercambio, además de que entonces no podían ni soñar con que la ronda de 2019 fuera a ser un número cuatro del draft. El campeonato está para el que más lo quiera. Y no sé si alguien lo quiere/necesita ahora mismo más que los Los Angeles Lakers.

Probablemente, el de Anthony Davis haya sido el primero de bastantes movimientos por toda la NBA este verano que tendrán relación directa con las lesiones de Durant y Klay Thompson. No digo que los Lakers no lo hubieran hecho sin esas lesiones (tienen que intentarlo todo mientras dure LeBron), pero estoy seguro de que la oportunidad abierta habrá ayudado a completar un paquete que los Pelicans no pudieran rechazar. Y no serán los únicos que tiren de la cuerda.

¿Os acordáis de aquellos rumores de que se rompía el proyecto en Houston, de que estaba en venta hasta el apuntador? Pues igual ya no hace falta que se rompa tanto, ¿no? Vamos, yo si fuera Morey me lo pensaría mucho. Y si fuera los Thunder, los Blazers o los Nuggets, arriesgaría todo lo que pueda arriesgar. Y si fuera los Sixers o los Bucks, gastaría lo que tenga que gastar para que vuelvan todos los que deberían volver. Porque la oportunidad es real. Y un campeonato vale mucho más que cualquier otra cosa. Que se lo pregunten a los Raptors.


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.