Tres números que definen a los Indiana Pacers

Un bloque impresionante el que entrena Nate McMillan.

Arrancamos una nueva semana en el mundo que nos va a dejar la gran jornada del MLKDay (Martin Luther King Day: 11 partidos desde las 18:30 de hoy lunes) y también los quintetos titulares definitivos para el All Star 2019 (hoy se cierran las votaciones y el jueves conoceremos los nombres de los 10 afortunados). Además, la semana nos dejará a solo 10 días del cierre del mercado de fichajes (siete de febrero). La rueda nunca deja de girar…

Esta noche hemos vuelto a 2011 para ver al mejor . Bueno, exagero… Pero ha sido una pasada ver cómo ganaba el partido para sus Timberwolves con 29 tantos en la segunda mitad (31 totales) y una gran canasta ganadora a 0,6 del final. Y yo me quiero centrar en los , que batieron fácil a los en un partido sin demasiada historia, demostrando una vez más que son uno de los equipos más regulares de toda la NBA. Y uno de los más difíciles de frenar/doblegar debido a su carácter colectivo. Tengo tres números clave. Vamos al lío.

Defensas que ganan partidos

El primero os lo podéis imaginar. No tiene truco. No hay trampa ni cartón. Las mejores defensas de la NBA ganan partidos (más aún en playoffs…), y ahora mismo no hay ninguna en toda la liga que pueda mirar por encima del hombro a la de estos . Por trabajo, por piezas, por compenetración, por solidez, por compromiso…

El número con el que me voy a quedar es 103,1, que son los puntos que reciben los Pacers por partido esta temporada. Menos que los otros 29 equipos de la NBA. Aunque también nos podríamos quedar con el rating defensivo, el porcentaje de acierto permitido ( a la cabeza, que está entre los favoritos al DPOY) o la cantidad de posesiones rivales que terminan en pérdida. Todo estadísticas en las que la franquicia de Indianapolis está entre las cinco mejores de la competición.

¿El mejor banquillo?

El segundo de los números tiene que ver con el banquillo de estos Pacers. Con la rotación y la profundidad de plantilla. Con el equipo…

Es muy difícil saber cuál es el mejor banquillo de la NBA (demasiadas variables), pero, como pasa con la defensa, no creo que haya ningún grupo de suplentes que pueda mirar a día de hoy por encima del hombro a los de los Pacers. Al fin y al cabo, los que entran (Sabonis, Evans, Joseph…) pueden ofrecer prácticamente el mismo nivel que los que salen. Y eso no es normal en la NBA.

El número en este caso es +3,9, que es el Net Rating del banquillo de lo Pacers (rating ofensivo – rating defensivo), la mejor marca entre las segundas unidades de toda la NBA.

La joya de la corona

Los dos números anteriores destacan las dos cualidades más importantes de este equipo a día de hoy: profundidad y compromiso defensivo. Ambas nos llevan de cabeza al esfuerzo colectivo, y son también las grandes protagonistas/culpables de que el tercer número/dato que os voy a presentar en esta columna sea el que es ahora mismo. Me refiero a las tripas de un récord (31-15) que es mucho mejor de lo que parece ser.

Porque… ¿Sabéis cuál fue el balance de los Pacers en los siete partidos que se perdió la temporada pasada Víctor Oladipo? Cero victorias, siete derrotas. Y…

Y esta temporada, si sumamos los partidos que se ha perdido su estrella (11 en lo que va de campaña: 7-4 de balance) a los partidos en los que peor ha rendido (menos de 15 puntos, porcentajes horribles), los Pacers tienen un récord total de 15-5. Un 75% de victorias. La joya de la corona.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

La NBA no consigue dar con la tecla en ciertas jugadas

Canasta ganadora de Derrick Rose contra Phoenix

Siguiente