Los jugadores que empiezan la temporada a la sombra del traspaso

La temporada NBA ya crepita. En solo unas horas, Cavaliers y Knicks desatrancarán la puerta para no volver a cerrarla hasta finales de junio. Todos volvemos a cargarnos del oxígeno que engrasa nuestros alveolos. Sin embargo, el comienzo de la ilusión para casi todo el mundo también significa navegar por aguas engañosas para otros. Protagonistas además de la superproducción que se estrena esta madrugada.

Hablamos de los jugadores que comienzan la temporada con un cepo gigante alojado en su equipaje de mano: la sombra del traspaso. Repasamos, pues, en este artículo los principales efectivos que empiezan el nuevo curso en un equipo pero que bien podrían terminarla a miles de kilómetros en unas semanas.

Quizá el abanderado de los jugadores en tela de traspaso. Sin ir más lejos, los Sacramento Kings probaron suerte con un intercambio por Goran Dragic hace unos días. Pero sonó agua.

En California saben que Gay no extenderá su contrato al calor de Sacramento — termina en 2017— , y por eso buscarán obtener algo a cambio, en lugar de que se marche sin ánimo de lucro en verano. Como en los casos de contratos expiring, cuanto más se acerque la fecha límite de traspasos, más opciones de que los Kings se pillen los dedos. Huele a all in de Sacramento por un traspaso antes de febrero.

Parece que la ciudad de Denver se quiere podar las extensiones. Es muy probable que Mike Malone tenga intención de priorizar la joven colonia balcánica —Nikola Jokic y Jusuf Nurkic— en su rotación por delante de Kenneth Faried esta temporada. Después de lo visto durante la preparación, Faried parece contar con menos guiños del cronómetro en los Nuggets.

Y si la temporada de Faried se torna en idilio con los banquillos, Denver seguro que tanteará el mercado en busca de posibles gimnasios para acoger al segundo jugador mejor pagado de su plantilla — entre 12 y 14 millones por año en los próximos años—.

Otro jugador de primer nivel, indiscutible en los Timberwolves a día de hoy, que saludará la nueva temporada con amenaza de última bienvenida. Hace unos días, Yahoo! Sports se hacía eco de que Rubio será titular al menos los 20 primeros encuentros de temporada regular. Pero el matiz está empadronado en que Minnesota considera intocable a Ricky siempre y cuando Kris Dunn no sea el base titular de los Wolves. Si ese hecho se produce pronto, los días de Rubio en los Wolves podrían estar contados.

El base español, que no saltaría de felicidad con una degradación a suplente, tiene mercado. Hay franquicias interesadas en él. Pero su salida dependerá de la temprana, tardía o viable explosión de Dunn.

Y sin salir de Minneapolis, algunos círculos de la NBA apuntan a que el barco de Tom Thibodeau también quiere probar la borda con Tyus Jones.

Jahlil Okafor o Nerlens Noel. Uno de los dos debe abandonar Philadelphia. Y parece que la salida del segundo tiene más practicantes en los 76ers. Desde comienzos del verano se ha especulado con un posible movimiento. Con los Celtics  y Danny Ainge agazapados entre una maleza ingente de movimientos, por si sonaba la nota adecuada. A favor de los Sixers corre que el traspaso no es cuestión de urgencia invernal; y por ello no soltarán un kilo de músculo si no llega la oferta adecuada.

Eso sí, el verano que viene Noel será agente libre restringido, por lo que no hay licencia temporal infinita en Philadelphia.

El escolta de los Lakers es otro nombre concebido como carne de traspaso. Desde hace tiempo. Pero la barbacoa nunca llega. Con cada año menos sitio en el backcourt de los Lakers, Young tampoco ha salido de la franquicia californiana este verano. Aunque no sería de extrañar que los Lakers descargasen sus algo más de 5 millones de dólares anuales de la nómina en cualquier momento.

De cualquier modo, Young dejará de vestir el púrpura y oro el verano que viene, fecha en la que tiene a su alcance una player option por 5,6 millones. Se supone que querrá más dinero y se saldrá de su contrato.

El pívot de los Bucks no huele a trade desde kilómetros, pero su rendimiento y lo concentrada que está la pintura en Milwaukee podrían precipitar ciertos acontecimientos.

La renovación de Miles Plumlee, John Henson, la aparición de Thon Maker o el propio bajón de expectativas de Monroe le han llevado a un desfiladero angosto en los Bucks. Un inicio de temporada en recesión para el center podría suponer conversaciones de traspaso en las oficinas de Wisconsin. No goza de licencia indefinida en Milwaukee.

El guard de los Phoenix Suns partirá desde el banquillo este año. El futuro manda y Devin Booker quiere desvalijar canastas rivales desde ya mismo en la NBA. Brandon Knight, sin embargo, es la segunda cota salarial de la franquicia —de 12 a 15 millones en las próximas cuatro campañas—. Y eso, si Booker empieza a arañar cada vez más minutos y protagonismo, puede no casar demasiado bien.

Si el protagonismo de Knight se ve reducido, los Suns podrían colocarle en la frontera. De momento, saldrá desde el banquillo en beneficio del futuro de los Phoenix Suns.

Uno de los rumores más sorprendentes fue el que insinuó que LaMarcus Aldridge y los San Antonio Spurs no eran todo lo encajables que parecían después de una temporada juntos. Aunque resultaría anacrónico que ambos pudieran querer el divorcio, el rumor tuvo ecos potentes. Pero, insistimos, una salida de Aldridge a estas alturas y por la trampilla del desván sonaría demasiado extraña.

El base de los Miami Heat se ha visto envuelto en conversaciones de traspaso recientemente. Sin embargo, Goran Dragic tiene la palabra de su entrenador, Erik Spoelstra, de que no están intentando dejarle colgado en el próximo puerto. Sin embargo, con un año tedioso por delante, tampoco sería muy extraño que los Heat dejasen pronto de hablar esloveno.

Quizá no pende de él un cartel de “transferible”, sin embargo depende de cómo se desarrolle la temporada, los Hawks podrían querer liquidez a cambio de su gran estrella. Y es que Paul Millsap termina contrato el próximo verano, y si Atlanta se enterase de una firme voluntad de no renovar por parte del jugador, la franquicia podría querer traspasarle.

Y como Millsap, están también Kyle Korver, Dennis Schröder o Tiago Splitter. Todos terminan contrato. La liquidación puede ser histórica en el estado de Georgia el próximo verano. Ello dependerá de lo despejado que encuentren el Este.

Y así está la baraja por el momento. Puede que todas las cartas terminen cambiando de palo, o al final es posible también que ninguna abandone a los suyos. Los caminos del mercado NBA son inescrutables.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Lawson abrirá la temporada jugando casi 40 minutos

La NBA más española de todos los tiempos

Siguiente