Ejercicio 2017-18: la norma de los súper equipos

El desembarco de en Oklahoma —y el más que probable de Wade en Cleveland— eleva más si cabe la clase alta de liga. Como metáfora no está mal: los ricos lo son cada vez más y para que ello suceda, las casas menos pudientes ven cómo se marchan muchos de sus recursos. O lo que es lo mismo, para que Carmelo haya podido cortar la cinta del nuevo súper conjunto de OKC, los Knicks se han quedado con Porzingis y jóvenes prometedores. Poco más.

El movimiento de Carmelo es la síntesis perfecta de la tendencia que sigue solidificándose en los despachos de la NBA: “si quieres ganar, has de reunir un conjunto de estrellas”; al estilo del visionario Daryl Morey. Obsérvese la aplicación de esta teoría en el hecho de que, en la actualidad, entre los supuestos seis conjuntos más punteros de la competición acumulan hasta 18 jugadores considerados estrellas o superestrellas.

Sin duda la vigente ampliación salarial que se inició hace un par de años ha conseguido que los grandes conjuntos sean ley entre las franquicias con aspiraciones.

Golden State , Cleveland Cavaliers, San Antonio , Houston , OKC City y Boston representan la nueva era de opíparas reuniones de jugadores. Los dominadores de la entrante temporada. Quizá San Antonio permanezca en una delgada línea limítrofe, antes de pasar la frontera de súper conjunto, pero lo incluimos en el nuevo orden por potencial y también por la decisión de añadir a LaMarcus Aldridge hace un par de temporadas —juntaban a una gran estrella desde el mercado y contando ya con un proyecto probadamente ganador—.

Minnesota y New Orleans

Así, la nueva temporada se investirá como la confirmación de los conjuntos con poderes —y presupuestos— engrandecidos. Hasta se puede colar a Minnesota dentro de la ristra anterior, dado que ha reunido a tres jugadores con notas de sobresaliente en el mismo plantel. También habría debate en si incluir a New Orleans o no, dado que tiene a dos jugadores con capa de súper héroe por pleno derecho (Anthony Davis y DeMarcus Cousins). Philadelphia podría entrar en la lista en breve pero tiempo al tiempo, dado que dos de sus grandes jugadores son aún novatos.

De momento, excluyendo a Philly, son los seis ‘gallitos’ más Minnesota. El nuevo escuadrón de la muerte para el resto de la liga (23 equipos). Ya hemos dicho, a más acaudalados, menos clase media y más proyectos en reconstrucción por debajo.

Pasado de los súper equipos

No es que las constelaciones reunidas se hayan inventado hace poco pero sí que se establecen ahora como norma general entre ganadores.

Por ejemplo, se podrían considerar súper conjuntos a los Lakers de Chamberlain, Baylor y West (1968); los 76ers de Julius Erving (finales 1970 y principios 1980); los Celtics de Larry Bird y compañía, por supuesto Lakers de Magic Johnson; los Rockets de Olajuwon, Drexler y Barkley; los Lakers de 2004; Celtics del Big Three; Heat de la santísima trinidad (LeBron, Wade y Bosh); y hasta a los Lakers 2013 de Bryant, Howard, Nash y Pau Gasol. Todos ellos fueron equipos que precedieron a los contemporáneos Cleveland y Golden State, precursores del resto de la competición actual en la superposición de grandes jugadores.

El hábito de los súper equipos no es, sin embargo, sinónimo de campeonato. De todos los conjuntos anteriores, los Lakers (en la década de 1960 y después en 2013) dejaron la vitrina poblada solo con aire. También lo hicieron los Rockets a los que llegó Barkley, aunque antes —en el receso de Michael Jordan— ya habían ganado dos temporadas seguidas; curiosamente sin ser considerados un súper equipo. No hay garantías, pues, de anillo por mucho reunir a grandes cortesanos.

Presente temporada

Aún más se romperá esta próxima temporada la creencia de que a congregaciones de altura, anillo seguro. Pues seis grandes equipos (siete si consideramos que Minnesota entra en el lote) no intimarán con el sagrado Larry O’Brien.

La nómina de estrellas en todos ellos, sin embargo, invita a imaginar una cruzada única por el anillo de campeón:

  • WARRIORS: Kevin Durant, Stephen Curry, Klay Thompson, Draymond Green.
  • CAVALIERS: LeBron James, Isaiah Thomas, , Kevin Love.
  • SPURS: Kawhi Leonard, LaMarcus Aldridge.
  • ROCKETS: James Harden, Chris Paul.
  • CELTICS: Gordon Hayward, Al Horford, Kyrie Irving.
  • THUNDER: Russell Westbrook, Paul George, Carmelo Anthony.
  • TIMBERWOLVES: Karl-Anthony Towns, Andrew Wiggins, Jimmy Butler.

Por motivos que en junio quedaron sin discusión, Golden State está un peldaño por encima del resto de conjuntos, que, ya decimos, también son ahora súper equipos.

Grande frente a pequeño

Y retomando el argumento de ricos contra los no tanto, el siguiente es un dato interesante. 21 jugadores considerados grandes estrellas se reparten en solo siete equipos —los antes citados como dominadores—. 23 en ocho si se incluye a los Pelicans. Eso significa que en el resto de franquicias (22) se congregan nada más que 27 jugadores que pueden ser considerados estrellas o súperestrellas.*

Hay de hecho algunos conjuntos (Chicago, Atlanta, Brooklyn y Sacramento) que en estos momentos no presentan ningún jugador con tasación espacial. Ninguna gran estrella en su equipo. Se podrían discutir algunos casos como Dennis Schroder, o Zach LaVine, pero no hablamos de jugadores que ya hayan desplegado un gran impacto.

Lo dicho, era de pronunciadas diferencias entre grandes y pequeños. La belle epoque de los súper equipos, que empiezan a ser norma en la NBA.

*Elaboración subjetiva y realista de la lista de estrellas y súperestrellas de la NBA.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Dwyane Wade jugará en Cleveland Cavaliers

Golden State Warriors preguntó por Dwyane Wade

Siguiente