Peligra el equilibrio: casi la mitad de equipos NBA pierden dinero

Catorce de las treinta franquicias NBA perdieron dinero por sus operaciones durante la temporada 2016-17, algo que han podido saber los periodistas Zach Lowe y Brian Windhorst de ESPN tras acceder un informe confidencial.

De acuerdo a dicha información, tras el correspondiente reparto de ingresos entre todos los equipos que se produce a final de temporada, la cifra de franquicias en números rojos se reduce de catorce a nueve, pero sigue siendo un número muy elevado, algo que preocupa en el seno de la Liga y a muchos de los propietarios. Los treinta equipos NBA han ganado en su conjunto 530 millones de dólares, pero los saldos son muy dispares cuando esa cifra es tan alta pese a que casi la mitad de los conjuntos —catorce— han perdido dinero cuando se revisan las cuentas de forma individual.

La junta de gobernadores de la NBA se reunirá a finales de septiembre (días 27 y 28) para abordar este y otros asuntos que ahora tienen la máxima prioridad, como la votación para reformar la lotería del Draft. Los propietarios han planeado revisar el sistema de ingresos de la competición para evitar mayores males en el futuro, pero las posturas están enfrentadas y no hay una idea clara de cuáles serán las reformas que podría introducir la NBA para paliar estas pérdidas.

Los equipos con pérdidas

El sistema de reparto de ingresos, beneficios e impuesto de lujo de la NBA es muy complejo, motivo por el que a la hora de enumerar a los equipos con un balance negativo hay que hacerlo desde diversos prismas.

En lo que se refiere a operaciones propias, lo que es la mera gestión del equipo y sus gastos operativos, catorce equipos son los que han perdido dinero. Entre ellos se encuentran Milwaukee Bucks, Memphis , Atlanta Hawks, Charlotte Hornets, Sacramento Kings, Orlando Magic, Brooklyn Nets, Indiana Pacers, New Orleans Pelicans, Detroit Pistons, Phoenix Suns, Minnesota Timberwolves, Portland Trail Blazers y Washington Wizards.

Pero la NBA tiene establecido un sistema que hace que al final de temporada se repartan ingresos entre todos los equipos, unas reglas que hacen que los conjuntos que más dinero ganen redistribuyan parte de sus beneficios entre equipos de mercados pequeños, que no paguen el impuesto de lujo o que cumplan otros factores. De esta forma los catorce equipos en números rojos se convierten en nueve y repiten de la lista anterior Bucks, Hawks, Grizzlies, Magic, Nets, Pistons y Wizards, pero a ellos se suman dos franquicias como San Antonio Spurs y Cleveland ; la gestión de estos dos últimos funciona mejor, pero acaban sufriendo pérdidas tras tener que pagar impuesto de lujo como es el caso de los Cavs y se aplica el reparto de beneficios que les corresponde atendiendo a mercado, potencial, temporadas pasadas y más datos singulares.

En cambio Suns, Timberwolves, Pacers, Pelicans, Trail Blazers, Kings y Hornets pasan de haber perdido dinero por su gestión a ganar tras recibir el dinero inyectado por la NBA que proviene de los diez conjuntos que deben repartir dinero.

Los que más ganan

En total, diez franquicias con ganancias en sus cuentas transfirieron un total de 201 millones de dólares a otras quince con saldo negativo el curso pasado —Toronto, Brooklyn, Miami, Dallas y Philadelphia ni aportaron ni recibieron—, pero de esas diez franquicias exitosas el 71,5 por ciento de los 201 millones (144 millones) corresponden a , , y , los habituales equipos que más dinero ingresan y ganan debido a las ciudades en las que se encuentran y el nivel de éxito deportivo actual o pasado.

Excesivas diferencias

“Nos han dicho que necesitamos administrar mejor los equipos de mercados pequeños”, comenta una fuente cercana a un propietario de una franquicia. “Pero los equipos de mercados grandes pueden manejar mal su dinero e incluso seguir con ganancias”, reconoció.

La NBA creó un sistema que equilibrase los ingresos para que una parte de los ingresos de cada equipo se gestionase como un todo que incluyese a todas las franquicias. Esto hace que los equipos del furgón de cola económico (mercados pequeños o equipos de menor tradición) puedan competir con ciertas garantías de que al menos económicamente no van a estar tan separados los conjuntos de mayor potencial (grandes mercados y franquicias históricas).

El sistema ha ido recibiendo modificaciones para irse adaptando a los tiempos y de nuevo se van a poner sobre la mesa propuestas de cambios, pero de acuerdo a ESPN las posturas difieren mucho de unos propietarios a otros.

Hay propietarios de equipos que logran beneficios año a año que comienzan a alzar la voz contra el reparto sistemático de beneficios con otros equipos y plantean la opción de que las franquicias no puedan estar recibiendo dinero repartido de forma sistemática; en contraste a esa postura existen dueños de equipos en ciudades de menor tamaño que ven acrecentarse la brecha y se preocupan por las diferencias económicas.

“La necesidad de repartir beneficios estaba planteada para circunstancias especiales, no como un subsidio permanente”, comenta de forma anónima un propietario de un equipo en un gran mercado a ESPN. Durante las últimas cuatro temporadas al menos cinco equipos han recibido 15 millones de dólares cada uno de forma anual: Memphis, Charlotte, Indiana, Milwaukee y Utah.

El contraste entre Lakers y Grizzlies

ESPN explica en su informe de forma clara cómo funciona este aspecto de la NBA detallando las cuentas de dos equipos opuestos financieramente como son Lakers y Grizzlies.

Mientras que los Lakers pasan por la peor época deportiva de su historia y acumulan cuatro temporadas sin playoffs, algo inédito, las cuentas angelinas presentan unos beneficios de 164 millones de dólares; ese saldo se reduce a unos beneficios finales de 115 millones una vez que los Lakers han entregado 49 millones de dólares a repartir entre los quince equipos con derecho a recibir dinero.

Por otro lado, Memphis Grizzlies, una franquicia que ya suma siete temporadas seguidas de playoffs y ha llegado a quedarse a una eliminatoria de disputar las Finales de la NBA en el pasado reciente, ha perdido 40 millones de dólares en el curso 2016-17, cifra que se reduce a solo 8 millones de dólares en pérdidas tras recibir 32 millones por parte de la Liga.

Las principales diferencias estarían en los acuerdos locales de televisión; los Lakers han percibido 149 millones de dólares por la campaña 2016-17 de parte de Time Warner, el conglomerado que emite sus partidos en la zona correspondiente. Por su parte los Grizzlies apenas percibieron 9,4 millones de dólares por sus derechos televisivos en Memphis y alrededores. Los Grizzlies son el equipo de mercado televisivo más pequeño de acuerdo a Nielsen.

“Los ingresos a nivel nacional elevan el límite salarial, pero los ingresos locales sn necesarios para poder afrontar los salarios de los jugadores”, explica otro propietario a ESPN. “Si un equipo no genera lo suficiente a nivel local entonces pierde dinero”.

La posible expansión o reubicación

Así las cosas surgen ideas para mitigar estas pérdidas y entre ellas se encuentran expansión o reubicación.

Según ESPN un propietario ya ha planteado en las reuniones la posibilidad de realizar una expansión que podría suponer para quien lo pague más de 1.000 millones de dólares, un dinero que se repartiría de forma íntegra entre los treinta propietarios y del que no quedaría ni un dólar para los jugadores.

Y otros dueños con equipos en números verdes sugieren la idea de que las franquicias que pierdan dinero de forma constante y precisen del reparto colectivo de beneficios para subsistir emprendan un plan de reubicación para situarse en ciudades con mercados más grandes.

Elio Martínez y Jorge Roche colaboraron en la redacción de este artículo.





Canal Telegram
Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
También puedes seguirnos en nuestros perfiles de Twitter o Facebook.