Previa 76ers vs. Wizards: obligación contra ilusión


Primero contra octavo de la Conferencia Este se ven las caras en una serie que afrontan de manera diametralmente opuesta. Obvio que ambos quieren ganar, pero el conseguirlo o no significará algo muy distinto. Philadelphia, con el mejor balance de su costa, tiene la necesidad de avanzar en el cuadro, e incluso podemos decir de llegar a las finales de conferencia, ya que por su lado van, además de los Wizards, New York y Atlanta. Washington por su parte se planta en una horas en Pensilvania sabiendo que han hecho una enorme temporada, que han superado el play-in, y que ahora les toca disfrutar. Y es justo esto, el poder jugar desencadenados, los que los convierte en más peligrosos.

Los chicos de Scott Brooks han encontrado el camino bajo el liderazgo de Russell Westbrook. Tan criticado en tantísimas ocasiones, en esta temporada sus enormes números –es ya el jugador con más triples-dobles de la historia de la NBA– han sido el fiel reflejo de un conjunto que ha subido como la espuma; y eso que por el camino han perdido a piezas tan importantes como Thomas Bryant o el novato Deni Avdija. Ello no les han impedido ser el séptimo mejor equipo de la Liga desde el 1 de abril con 17-9, ni protagonizar la mejor remontada del curso –en enero, febrero o marzo nadie los imaginaba en playoffs–. Y así llegan a día de hoy, con mucho que ganar y poco que perder.

Una de las claves del buen funcionamiento del equipo está siendo el entendimiento entre Westbrook y Bradley Beal. Al comienzo de la campaña aseguraron que se llevaban bien, pero problemas físicos alternos de ambos frenaban al equipo. Eso no ocurre ahora. Aunque Beal ha debido parar algunos partidos por lesión, el hecho de que haya promediado 31,3 puntos por noche (segundo de la NBA tras Stephen Curry) dejan claro a qué se enfrenta Philadelphia.

Washington, el mayor ritmo de la NBA

¿Deben tener miedo los Sixers? No, pero sí precaución. Los chicos de Doc Rivers qué se van a encontrar, y justo por ello deben poner las bases para evitar sorpresas. Para empezar deben llevar los partidos a su terreno, y eso paso por evitar que los Wizards corran –es lo que les gusta–. Con Westbrook al mando, los capitalinos tienen el mayor ritmo de la temporada regular al irse hasta las 104,67 posesiones por cada 48 minutos; es un dato enorme, ya que tienen dos posesiones más que el segundo, Milwaukee, y casi cinco más que Philadelphia. Para hacer frente a tal reto los de Pensilvania cuentan con ser la segunda mejor defensa de la competición al permitir 107 puntos por cada 100 posesiones, y eso no lo han logrado dejando correr a su rival.

Embiid y Simmons, hora de la verdad

Philadelphia no depende únicamente de lo que hagan ellos, pero sí que será a quienes se señale para bien o para mal. La llegada de Daryl Morey a los despachos hizo estallar los rumores sobre el fin de la pareja. En su etapa en Houston el ejecutivo no contó con un pívot como pieza principal, y mucho menos tuvo un jugador que no fuese capaz de lanzar triples (caso de Simmons). Finalmente optó por mantener la línea trazada por su antecesor y se dedicó a rodearlos de tiradores. Seth Curry y Danny Green fueron grandes adquisiciones.

De los secundarios dependerá dar el aliento necesario a las estrellas, y a los mencionados hay que sumar George Hill, Furkan Kokrmaz, Tyrese Maxey o Tobias Harris. Bueno, Harris está lejos de ser un secundario. El alero de 28 años ha realizado una fantástica temporada y casi podemos decir que puede ser la diferencia entre una campaña para el recuerdo u otra que se pierda en la historia de tan legendario equipo.

Cuerpos sobre Embiid

Así es. Washington no tiene un pívot estelar, pero sí tres para lanzar sobre Embiid. Alex Len, Robin Lopez y Daniel Gafford tienen el tamaño para plantarse ante la estrella de los Sixers y al menos gastar faltas sobre él. Está por ver en quién confiará más Brooks, pero sin duda Embiid no vivirá una eliminatoria placentera. Durante toda la temporada ha dominado hasta el punto de promediar 28,5 puntos y 10,6 rebotes, números que prácticamente ha calcado en los tres encuentros ante los Wizards al irse hasta los 30 puntos y 9,7 rebotes. ¿Podrán reducir los Wizards su producción? Parece complicado.

3-0 en regular season

Philadelphia y Washington se han visto tres veces en la temporada regular y los de Pensilvania han barrido. ¿Se puede extrapolar tal dato a playoffs? Sí y no. Obvio que son los mismos equipos, por lo que es la referencia más fiel a que lo que podremos ver a partir de hoy. Sin embargo, el último de esos encuentros tuvo lugar el 13 de marzo, justo cuando los Wizards estaban inmersos en una racha de siete derrotas en ocho partidos. Exacto, los Sixers no se han enfrentado aún con el actual equipo que presente Washington, uno que ha batido a conjuntos de la talla de Utah Jazz o Golden State Warriors. Resumiendo: Philadelphia es favorito y debería hacer valer su estatus, pero si deja una rendija abierta, es probable que los Wizards se cuelen por ella.

(Fotografía de Rob Carr/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.