Previa, Celtics vs Wizards: ¿cambiar el chip en un solo día?


Fecha: Miércoles, 19 de mayo.

Hora: 3:00 am (hora española).

Pabellón: TD Garden, Boston.

Balance del enfrentamiento esta temporada: Boston Celtics 2-1 Washintgon Wizards.

Ausencias: Jaylen Brown, Robert Williams (duda), Deni Avdija, Thomas Bryant, Raul Neto (duda).

Los Celtics han terminado por encima de los Wizards en la clasificación por un simple motivo: la fase regular ha terminado justo a tiempo. Un par de semanas más de RS y habría sido raro que estos dos equipos no hubiesen permutado posiciones, e incluso algo más.

Con esto queremos incidir en que las tendencias son radicalmente opuestas. Los Celtics son un vestuario en horas bajas, y salvo un amago de desperezarse de la siesta (con seis victorias seguidas a principios de abril), van de capa caída en este segundo trimestre de competición. La lesión de Jaylen Brown, por supuesto, supuso un mazazo. El segundo jugador más importante del equipo (si no el primero, por su incontestable carácter two-way) es imposible de reemplazar por más ajustes que se hagan en la pizarra. Brad Stevens es entrenador, no mago.

Mientras tanto, los Washigton Wizards dan miedo. Han pasado de dominar las encuestas para el first pick del Draft a llegar a la previa de las eliminatorias como una verdadera pesadilla para cualquiera que sea su oponente. El binomio de Russell Westbrook y Bradley Beal que tan intrigante sonaba sobre el papel, se ha ido confirmando en pista como una amenaza sólida y real, y con ambos jugadores mostrando un nivel cercano al mejor de sus carreras.

Si bien ambos equipos manejan un rating bastante parejo tanto en lo ofensivo como en lo defensivo a lo largo del curso, de acotar la muestra a lo visto en los quince últimos partidos, los Wizards destacan como un equipo férreo en ambas facetas, con el 4º mejor offensive rating (118,1) y la 12º mejor defensa (112), mientras que Boston cae a la 20º y 14º posición respectivamente en ambas categorías.

En lo que no hay discusión es en el ritmo. En la capital –vaya sorpresa teniendo a Russ en sus filas– les gusta correr. No les gusta; lo adoran. Son el elenco con el pace más alto de la competición, con 104 posesiones por encuentro, mientras que los Celtics, con una media de 99, sacrifican velocidad en favor de una mayor eficacia en el tiro, aunque, como decimos, los datos recientes sonríen claramente a los de Scott Brooks, que solventan las jugadas mejor y más rápido que su rival de mañana a tenor de lo vivido en este último mes.

Por supuesto todos estos datos son muy bonitos, pero ‘a partido de oro’ que son esto de los play-in, toda estadística hay que tomarla con pinzas. Más todavía si una de las franquicias son los Celtics, vigentes finalistas del Este y con suficiente orgullo y redaños para mostrar una versión absolutamente renovada ante los Wizards, sabiendo que eso implica un billete directo a playoffs o medio a la calle.

Duelo de anotadores

Se ven las caras el 2º y el 10º máximo artillero de la competición. A Bradley Beal y Jayson Tatum no les faltarán los tiros mañana, y de su acierto dependerá mucho el resultado final. Tatum es el eje total de los Celtics en ataque y las marcas se presumen temibles sobre él, por lo que, de no entrar en modo Black Mamba y doblar el pase, segundas espadas de muñeca irregular como Kemba Walker, Evan Fournier, Marcus Smart o incluso Payton Pritchard puede que también tengan su peso y acaparen tiros liberados si logran estar enchufados y moverse bien sin balón.

Por Washington no cabe duda de que la toma de decisiones pasará por un Westbrook que está exhibiendo su lado más maduro y haciendo bueno cada triple-doble que añade a su larga lista. Mañana es un buen día para que siga haciendo justo esto y deje a un lado su perfil ball hero que casi nunca le la deparado nada bueno en cualquier serie anterior de playoffs de su carrera. Correr, penetrar, abrir/finalizar, y tomar únicamente los tiros que vengan bien elegidos y desde sus zonas de seguridad (si Kemba es su marcador, explotar esa veta rompiendo hacia el aro puede ser un filón, ya sea resolviendo o forzando ayudas que deje a sus compañeros liberados).

Hachimura y Bertans han ido subiendo prestaciones en las últimas semanas, con el letón recuperando especialmente el idilio con el triple que le permitió firmar su actual contrato. Gafford, fenomenal adición del mercado de invierno, tendrá que pelear bajo los hierros con todo un veterano en esto como Tristan Thompson, cuyo riesgo a cargarse de faltas demasiado pronto puede suponer un contratiempo para Boston a la hora de proteger el interior de la botella.

Stevens es, o esa fama arrastra, uno de los mejores de la NBA haciendo ajustes. Mañana, en función de cómo de inspirados salgan los hombres clave de uno y otro equipo, dichos ajustes pueden ser la diferencia entre un billete a Brooklyn o una noche más de pesadilla y esta vez, ya sí, sin derecho a volver a tropezar.

(Fotografía de portada de Omar Rawlings/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.