Previa NBA 2017-18: Los Angeles Lakers

Previa de la temporada NBA 2018-19 sobre Los Angeles . Datos, resultados de la temporada anterior, un vistazo a su plantilla y a sus futuros agentes libres, los objetivos del curso, el jugador a seguir y un pronóstico sobre la franquicia.

Los Angeles Lakers

Balance 2016-17: 26-56 (14º Oeste, no clasificado para playoffs).

Entrenador: (2ª temporada en el equipo).

Agentes libres más importantes en 2018: , Corey Brewer, Julius Randle y Brook Lopez, Larry Nance Jr. (opción de equipo), Stephen Zimmerman y Vander Blue.

La plantilla

Altas:  (Draft), Kyle Kuzma (Draft), Josh Hart (Draft), Thomas Bryant (Draft), Kentavious Caldwell-Pope, Brook Lopez, Vander Blue, Briante Weber, V.J. Beachem, Stephen Zimmerman y Alex Caruso (Two-way contract).

Bajas: Timofey Mozgov, D’Angelo Russell, Metta World Peace, David Nwaba, Tarki Black, Nick Young y Thomas Robinson

Siguen: Corey Brewer, Brandon Ingram, Julius Randle, Larry Nance Jr., Tyler Ennis, Jordan Clarkson, Luol Deng e Ivica Zubac.

Así encaran la temporada

Un nombre, una esperanza. Lonzo Ball, número 2 del pasado Draft, es la mayor ilusión que han tenido los Lakers en los últimos años. Todavía amoldándose a la vida sin Kobe Bryant, el plantel del entonces debutante como primer entrenador Luke Walton hizo una temporada 2016-17 de altibajos. Empezó de manera potente, con victorias incluso ante los Warriors en un final de otoño que sentó muy bien a los jóvenes Lakers —10-10 llegó a ser su balance—. Sin embargo, ya por entonces, los fichajes de Timofey Mozgov y de Luol Deng, con nóminas exageradamente altas, apuntaban a contratos tóxicos. Y así fue, hasta el punto de Walton no los usó en el último tramo de la campaña, con todo perdido ya. Y no lo hizo porque su intención era la de dar paso a los jóvenes, en ese proceso reconstructivo de una franquicia que no juega los playoffs desde 2013.

Sin embargo, no sólo estos Lakers son Lonzo Ball. Las incorporaciones de Brook Lopez o Kentavious Caldwell-Pope, agentes libres en 2018, marcan el plan de la franquicia californiana, que ha conseguido deshacerse del lastre de Mozgov, ha enviado a D’Angelo Russell a Brooklyn y ha conformado un plantel sólido, mezcla de juventud pujante y algo de veteranía solvente para dar la cara durante el curso mientras aguarda al que puede ser su gran momento, la agencia libre de 2018. Allí, LeBron James o Paul George suenan desde hace tiempo para unirse al barco amarillo

Pero antes de todo eso, restan unos cuantos meses de competición que los de Walton encaran con las tareas muy bien hechas en este periodo estival. Que 2018 prometa no supone que haya que dejar pasar una temporada entera sin sacar provecho alguno. Será el año del debut de Lonzo Ball, todas las aspiraciones e ilusiones puestas en un jugador que puede marcar una época en la NBA. Junto con él, Brandon Ingram y Julius Randle apuntan al quinteto titular como los nombres que prosiguen en la primera línea con respecto al curso anterior. Caldwell-Pope y Brook Lopez podrían completar un quinteto inicial muy potable, con los recambios de Luol Deng (habrá que ver cómo se encuentra físicamente) y de Corey Brewer, veteranos para la rotación, o los jóvenes Larry Nance Jr. y Jordan Clarkson, todos con minutos ya en el roster de los Lakers 2016-17 y con capacidad para sostener la segunda unidad de manera firme.

La juventud sigue en la piel de Vander Blue, Kyle Kuzma, Ivica Zubac, Thomas Bryant o Tyler Ennis, ninguno por encima de los 25 años y todos ellos con la necesidad de reivindicar su papel y de crecer en la NBA, en una campaña donde todos los ojos se posarán sobre Ball, pero donde tampoco hay que perder el rastro al conjunto completo de la plantilla, bien equilibrada y lista para que la inminente temporada que empieza el 17 de octubre sea algo más que el curso que espera a 2018.

El jugador a seguir

Lonzo Ball, sin ningún tipo de discusión. Por impacto mediático, por haber salido con el número 2 del Draft, por lo buen jugador que ha mostrado ser en la universidad y porque en él ya están depositadas las ansias de éxito de los Lakers, en el futuro inmediato pero también en el porvenir algo más lejano. Si nos olvidamos de todo lo que rodea al ex de UCLA y nos centramos exclusivamente en su juego, Ball puede liderar en la pista a los Lakers desde el primer minuto oficial que dispute. Tendrá galones en la plantilla y aunque fuera una competición veraniega, en Las Vegas Summer League ya dibujó algunos retazos de lo que tiene en sus manos, entre otras cosas, una capacidad para ver, entender y ejecutar el baloncesto, ya sea con puntos, asistencias o simplemente dirigiendo el juego, que le hace ser uno de los principales candidatos al Novato del Año. “Hemos vuelto”, dijo Magic Johnson cuando los Lakers ganaron Las Vegas Summer League en julio. Quizá exageró, pero queda claro que tarde o temprano, los angelinos regresarán a la cima. Y lo harán con Lonzo Ball.

El pronóstico

Elio Martínez, director de nbamaniacs, dará un pronóstico personal y subjetivo sobre lo que cree que hará cada franquicia durante la temporada 2017-18.

Uno mira el que apunta a ser quinteto titular de los Lakers formado por Ball, Caldwell-Pope, Ingram, Randle y Lopez y piensa que hay posibilidades de ganar a muchos equipos, pero la dura competencia en la Conferencia Oeste hará que las derrotas se acumulen para los del Staples Center. La plantilla es ilusionante para el proyecto que es ahora mismo —no hacer un año tan mediocre como el inmediato pasado—, pero los jóvenes son muy jóvenes aún como para pensar que estos Lakers pueden plantar cara en la clasificación a otros equipos como New Orleans, Utah o Denver. Remotas opciones de playoffs —sería necesario que varios equipos descalabren— y a esperar al 1 de julio de 2018 para ver si desde ese día consiguen salir del pozo.

Anterior equipo analizado: Phoenix Suns. Próximo equipo: Philadelphia 76ers.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Terry Rozier: “Danny (Ainge) no me traspasará”

El incierto futuro de Tavares en Cleveland

Siguiente