Previa NBA 2019-20: Memphis Grizzlies


Previa de la temporada NBA 2019-20 sobre Memphis Grizzlies. Datos, resultados de la temporada anterior, un vistazo a su plantilla y a sus futuros agentes libres, los objetivos del curso, el jugador a seguir y un pronóstico sobre la franquicia.

Memphis Grizzlies

Balance 2018-19: 33-49 (12º del Oeste).

Entrenador: Taylor Jenkins (1ª temporada en el equipo).

Agentes libres más importantes en 2020: Andre Iguodala, Solomon Hill, Miles Plumlee, Jae Crowder.

La plantilla

Altas: Andre Iguodala, Solomon Hill, Miles Plumlee, Tyus Jones, Ja Morant (draft), Jae Crowder, Josh Jackson, Marko Guduric, Brandon Clarke, Garyson Allen, De’Anthony Melton.

Bajas: Mike Conley, Chandler Parsons, Avery Bradley, C.J. Miles, Justin Holiday, Delon Wright, Tyler Dorsey, Joakim Noah, Jevon Carter, Tyler Zeller.

Siguen: Jonas Valanciunas, Kyle Anderson, Jaren Jackson Jr., Bruno Caboclo, Dilon Brooks, Ivan Rabb

Así encaran la temporada

Primer año sin Mike Conley ni Marc Gasol. En apenas unos meses los Grizzlies han roto por completo con las que quizás sean las dos figuras más grandes de su historia y han dado comienzo a una era de forma completamente rupturista. Se acabó el plan de intentar construir lo nuevo sobre lo viejo. Este es ya un equipo completamente distinto.

De estar liderados por dos jugadores de 31 y 34 años respectivamente, en Memphis han convertido de pronto en las caras de la franquicia a dos jugadores nacidos en 1999 de los cuales uno ni siquiera ha debutado. El prometedor rookie Ja Morant se une al también prometedor Jaren Jackson Jr. en un nuevo dúo también formado por un base y un pívot, sobre el cual los de Tennessee pretenden construir su nuevo proyecto para tratar de volver a estar en la zona alta de la conferencia en un plaza no muy largo.

Lo cierto es que, aunque en este tipo de cosas siempre hay un importante grado de especulación, hablamos de dos jugadores que tienen un potencial inmenso. Morant mezcla chispa y clase a partes iguales —(spoiler alert) ya nos detendremos en él más tarde—, mientras que Jackson, si bien fue ligeramente de más a menos y tiene aún cosas por pulir, jugó una primera temporada en la NBA de muy alto nivel. Es un gran defensor tanto en la pintura como saliendo de posición o en ayudas, en ataque tiene muchos recursos, y transmite una capacidad de crecimiento superior incluso a la de sus compañeros de draft. Posibilidades infinitas.

No obstante, estas no son las dos únicas jóvenes promesas a las que se aferran en Memphis, pues este año se han hecho con dos jugadores interesantes de los que, sin embargo, no está claro qué esperar. El primero de ellos es Grayson Allen, que llegó en el traspaso que acabó con Conley en Utah y cuenta con 38 partidos a sus espaldas, lo que no ha sido impedimento para haber firmado ya su primera actuación de 40 puntos. Sus inicios en Salt Lake City fueron complicados, pero sin duda tiene capacidades para ser importante si consigue algo más de estabilidad y regularidad en esta nueva etapa.

El segundo es Josh Jackson, al que el paso del tiempo no ha tratado del todo bien y a quien muchos le han perdido la fe, lo cual no deja de hacer sorprendente que Phoenix se lo sacudiera de encima como si fuera caspa a cambio de Kyle Korver (al que luego cortó) y Jevon Carter. El alero está aún a tiempo de centrarse y explotar el potencial que le hizo ser número 4 del draft de 2017, pero incluso en caso de que no fuese así los Grizzlies no habrían perdido nada por intentarlo. Uno de esos movimientos redondos dentro del contexto de equipo.

Presentados ya los integrantes más importantes el núcleo joven (del que también forman parte hombres como Tyus Jones, Caboclo, Guduric o Melton) casi que sobra decir que todo lo que sea pedir inmediatez a la franquicia es caer en el absurdo. Tanto es así que incluso Taylor Jenkins, técnico del equipo, se estrenará este curso como primer entrenador, haciendo que la juventud y la escasa experiencia sean características definitorias de toda la plantilla en el concepto más amplio del término. La idea es que jugadores y entrenador vaya creciendo juntos a medida que se vayan haciendo a la liga, y ahora mismo importan más las sensaciones que los resultados cosechas cuando llegue el mes de abril.

Con todo, este equipo no es solo un cúmulo de jugadores con falta de rodaje. Obviando a Iguodala, que seguramente salga traspasado tarde o temprano, nos encontramos con una plantilla en la que hay nombres como el de Jonas Valanciunas, que cerró el pasado curso a un enorme nivel, o Jae Crowder, quien ya sabe lo que es llegar lejos en playoffs, amén de otros jugadores más veteranos aunque llamados a ser menos importantes como Plumlee o Solomon Hill. No estamos, por tanto, ante un equipo hecho a propósito para perder, aunque ello no quiere decir que le vaya a dar para competir.

En el Oeste quizás solo los Suns estén en su mismo escalón (o ni siquiera ellos), pero el proyecto de Memphis parece lo suficientemente interesante como para dar por sentado que no tardarán en venir tiempos mejores. Ver a Morant estrenarse con buen pie, a Jaren Jackson seguir potenciando sus virtudes y corrigiendo sus pequeños defectos, y a Josh Jackson parecerse al jugador que muchos pensaban que sería ya podría considerarse todo un éxito. El verano de 2020 habrá más rodaje, más espacio salarial y quizás nuevas perspectivas. Si todo va bien, es probable que veamos a los Grizzlies siendo un equipo más que respetable antes de lo que cabe esperar a día de hoy.

El jugador a seguir

Ja Morant, número 2 del pasado draft, es indiscutiblemente la pieza más interesante de los de Tennessee. Viene de jugar una temporada escandalosa en NCAA, en la que promedió nada menos que 24,5 puntos, 10 asistencias y 5,7 rebotes, y solo la presencia de un posible hito en la historia de la NBA como es Zion Williamson le privó del número 1, lo cual no debe hacernos perder de vista al ex de Murray State. Morant es un jugador con capacidad para fascinar a cualquier aficionado en pocos minutos gracias a su mezcla de potencia física e inteligencia, y cualquiera que le viera debutar ante Marquette en el March Madness podrá suscribir cada palabra de esta frase. No hay que perderse a este chico por nada del mundo.

El pronóstico

Elio Martínez, director de nbamaniacs, dará un pronóstico personal y subjetivo sobre lo que cree que hará cada franquicia durante la temporada 2019-20.

¿Un equipo con jugadores jóvenes interesantes destinado a terminar en la última posición del Oeste? La parte baja de la conferencia la veo para Phoenix, Oklahoma City y Memphis, sin muchas posibilidades de que sea de otra forma salvo que Minnesota haga otra temporada para el olvido. Los Grizzlies son demasiado jóvenes en diversos puestos como para no pronosticar un comienzo de temporada duro que les vaya empujando al pozo de la clasificación a las primeras de cambio. Aún así, como decía al principio del pronóstico, proyecto interesante por ver si el potencial que todos creemos que tienen es capaz de aparecer y verlos peleando por playoffs en unos años. Este curso será difícil que alcancen los 30 triunfos.

Anterior equipo analizado: Dallas Mavericks. Próximo equipo: Washington Wizards

(Fotografía de portada: Ethan Miller/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.