Bill Robinzine: un cristal roto en Kansas City


Bill Robinzine fue uno de esos juguetes rotos que se amontonan en el sótano de la NBA. Su ascenso fue rápido, fugaz y efímero. Igual que su vertiginosa caída. Aterrizó en la liga de la mano de los Kings en 1975. Allí estuvo cinco años, salpicados por las lesiones, un entrenador que nunca lo quiso y el despilfarro económico. Su último curso en la NBA, que transcurrió en tres franquicias distintas, fue demasiado para él. Muchas deudas y ninguna llamada para prolongar su carrera. No lo pudo soportar. Atrás dejó un total de 529 partidos disputados. Y su vida. Te contamos su historia.


“¿Qué demonios?”

Era demasiado temprano como para que alguien hubiera tenido tiempo de acercarse hasta allí. Y más extraño todavía resultaba que uno de los aparcamientos privados arrojara aquel tenue pero pesado rugir del motor de un Oldsmobile Toronado. Se acercó con cautela a su interior. El corazón le palpitaba con fuerza. Pero lo que se encontró en su interior consiguió desbocarlo por completo.

Unas horas después, un padre y una esposa descolgaban el teléfono para recibir la fatídica noticia. Una llamada para la que nadie está preparado. Procedía directamente desde las oficinas del Departamento de Policía de Kansas City. Bill Robinzine yacía sin vida en el asiento de atrás de su coche. Lo primero que vio su padre, Bill, al llegar, fue la inconfundible matrícula que coronaba la parte posterior del vehículo, ‘Roby-1′. Al salir sus ojos estaban bañados en lágrimas y las palabras se anudaban en su garganta. “Es demasiado tarde. Se ha ido”, fue lo único que logró decir, dirigiéndose a su nuera Claudia.

Los que vieron a Robinzine durante las semanas previas a su suicidio con monóxido de carbono no comprendían cómo había podido ocurrir. De hecho, se encontraba en un estado de forma formidable. Mejor que nunca. Al menos físicamente.


Para leer este texto completo y acceder a muchas más ventajas suscríbete a Extra nbamaniacs (nbamaniacs.com sin publicidad + podcast + textos especiales + newsletter + chat en Discord con redactores y otros suscriptores)

EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.