“Dios bendiga a Vince Carter. El concurso ha vuelto”


La frase pertenece a Cheryl Miller, reportera de TNT que cubrió el All-Star del 2000; homenajeamos la figura de Air Canada tras su retiro, con testimonios de aquella histórica cita

Su ídolo de infancia y adolescencia había sido Julius Erving, el primer gran planeador de las alturas. No resultó extraño entonces que él mismo se introdujera en el gremio desde tempranísima edad. Vince Carter se valió de su físico cincelado desde las nubes para poder tocar un aro reglamentario a los 11 años. Poco más tarde, a los 12 y haciendo sexto curso, completó su primer mate en canasta de adulto. Ni siquiera llegaba al metro sesenta pero en sus pies se congregaba ya toda clase de material radiactivo. Sus compañeros de pachangas no podían creer lo que veían.

Todos ellos lo intentaban —sin éxito— con balones de voley, pelotas de goma o demás atajos; no Vince, que se animó con una bola de reglamento baloncestístico y lo consiguió ante la estupefacción del entorno. Ya sabía machacar la canasta.

Tanto cultivó sus muelles Vince Carter que se terminó licenciando como uno de los mejores matadores de todos los tiempos. El recientemente retirado jugador —leyenda— se doctoró con honores en la materia desde su segundo curso en la NBA. Había levantado ya el trofeo a Novato del año a su llegada (18,3 puntos, cosecha del 98) y en el Concurso de mates del All-Star del 2000 lideró el terremoto que resucitó una prueba caduca y que no despertaba por entonces ningún interés.

El duelo de los mates estaba en crisis. El mundo pensaba que ya todo había sido inventado, lucido y mostrado en demasiadas ocasiones.

Para leer este texto completo y acceder a muchas más ventajas suscríbete a Extra nbamaniacs (nbamaniacs.com sin publicidad + podcast + textos especiales + newsletter + chat en Discord con redactores y otros suscriptores)

EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.