San Antonio Spurs: imbatibles en el ‘todos contra todos’


“¿Te imaginas unos playoffs sin los Spurs por primera vez en 23 años?”… así arrancaba nuestro compañero de redacción, Aitor Arias, su abordaje a los San Antonio Spurs en el análisis previo al comienzo del curso baloncestístico 2019-20… y no es para menos. Se lo tienen más que ganado.

Buscándole la paja, muchos se aferraron al tridente sobre el que se consolidó todo (Duncan, Parker y Ginóbili) y, desaparecido éste, al heredero efímero de después (Kawhi). No supieron ver, pues la viga les cubría el ojo, que el éxito de esta franquicia respondía a algo mucho más profundo que lo meramente nominativo.

Una cultura, una razón de ser, de compartir, de pelear. Una forma extemporánea de entender el baloncesto que ha ido evolucionando desde aquel boceto todavía hosco de un pick and roll lanzado por Avery Johnson y amortizado por el increíble talento de David Robinson y Tim Duncan, al estilo más rápido, fluido e integral de ataque, que cada vez lanzaba más de tres sin dejar de aprovechar la tremenda ventaja individual de cada uno de los miembros de su Big 3.

–Abajo, imperdible desglose evolutivo, para quien guste de estas cosas, de aquellos Spurs embrionarios de 1999 hasta los cuasi actuales, a cargo de Nick Hauselman (Coach Nick), creador de BBALLBREAKDOWN–.

Y todo esto vertebrado, cierto, bajo un nombre, Gregg Popovich (tricotando a los mandos desde 1996), pero que ya incluso le trasciende a él mismo. Lo hemos visto recientemente en el Mundial; uno no se imbuye del estilo Pops en un día, ni tampoco en un mes. A sensu contrario, su huella perdurará en Texas cuando opte por la temida y ultra-merecida jubilación.

Pero mientras, no hay quien le tosa. No a él; a sus Spurs. Y eso no es algo de lo que ninguna otra franquicia (por una mera cuestión de lógica matemática) puede fardar. San Antonio, única sede de la NBA con balance positivo frente a todos y todas: las otras 29 franquicias alzan la cabeza para poder mirarle.

Así lo revelaba el estudio de HoopsHype a cargo de USA Today y por el cuál –por si nos faltaban razones– firmar la declaración de fallecimiento sin haber visto el cadáver del sheriff, por mucho Oeste y muy Oeste que sea su conferencia, siempre será un error craso.

Infranqueables

Si nos remontamos a los orígenes, es obligatorio hacer mención a los Cliff Hagan, Bob Bass, Stan Albeck, Larry Brown, John Lucas II y en especial a Bob Hill (68,1% de triunfos en casi tres temporadas, único que se acerca al sideral 68,4%, en más de dos décadas, de Pops…), todos ellos culpables del espíritu mitad Esparta, mitad la Arcadia feliz de Sannazaro, que se instauró en los Spurs desde su concepción.

En la era post-post Big 3 y post Kawhi, un vestuario liderado por Aldridge y DeRozan y ensambles de segunda/tercera unidad en casi cualquier otra rotación de la liga, los Spurs se las han apañado estas dos últimas temporadas para volver a rozar el medio centenar de victorias en regular season (47 y 48). Y he aquí, es la historia quien habla, los pormenores de la hazaña.

Récord ganador versus 29 equipos: Clippers, Timberwolves, Grizzlies, Pelicans, Raptors, Hornets, Magic, Heat, Cavaliers, Kings, Nets, Wizards, Warriors, Pistons, Mavericks, Bulls, 76ers, Hawks, Celtics, Knicks, Nuggets, Jazz, Pacers, Suns, Thunder, Bucks, Rockets, Lakers y Trail Blazers.

Mejor porcentaje de victorias… contra Clippers: 75,3%.

Peor porcentaje de victorias… contra Trail Blazers: 50,6%.

Portland, franquicia con la que se verá las caras en hasta tres ocasiones este curso por compartir conferencia, es la mayor amenaza para que a este mapa tan brutal le aparezca su primera grieta. Muy atentos, pues, a esos tres choques (29/10, 17/11 y 7/2/20).

Un leprechaun de oro y púrpura

Por un juego de suma cero, como decíamos antes, sólo una franquicia puede ostentar un récord así, imposibilitándolo para todas las demás que, mínimo, tendrán récord perdedor frente a los propios Spurs.

Dicho esto, el resto del top-10 quedaría como sigue:

2º- Boston Celtics. Récord ganador frente a 28 equipos. Mejor vs Clippers (67,7%). Peor vs Spurs (41,9%).
3º- Los Ángeles Lakers. Récord ganador frente a 27 equipos. Mejor vs Nets (71,9%). Peor vs Celtics (44,8%).
4º- Oklahoma City Thunder. Récord ganador frente a 22 equipos. Mejor vs Clippers (69,7%). Peor vs Lakers (42,6%).
5º- Phoenix Suns. Récord ganador frente a 21 equipos. Mejor vs Raptors (64,4%). Peor vs Lakers (43%).
6º- Utah Jazz. Récord ganador frente a 21 equipos. Mejor vs Hornets (67,8%). Peor vs Thunder (41,5%).
7º- Chicago Bulls. Récord ganador frente a 20 equipos. Mejor vs Hornets (63,1%). Peor vs Spurs (38,2%).
8º- Houston Rockets. Récord ganador frente a 19 equipos. Mejor vs Hornets (76,3%). Peor vs Celtics (37,1%).
9º- Portland Trail Blazers. Récord ganador frente a 19 equipos. Mejor vs Nets (72,7%). Peor vs Celtics (41,2%).
10º- Milwaukee Bucks. Récord ganador frente a 17 equipos. Mejor vs Kings (60,3%). Peor vs Pelicans (29,7%).

Imberbes, fósiles y sexagenarios

Muchos ya sospechasteis la trampa desde primera hora y otros os habréis dado cuenta tras ver la clasificación… ¿Por qué tanto Hornets en el bando perdedor? Y… si Celtics y Lakers son las franquicias más laureadas de la historia, además de contar con mayor número de apariciones en playoffs (46 y 56 respectivamente), ¿dónde está el truco del liderazgo San Antonio?

Obviamente, en las fechas de fundación. De hecho, a ojos de Ilúvatar, lo conseguido por Celtics o Lakers merece un rédito incluso superior al carácter de imbatible que ostentan hoy en San Antonio. Mientras los tejanos no se instituyeron como tales hasta 1976, Celtics, Knicks y Lakers mantienen el honor de ser, junto con los Detroit Pistons, las franquicias (vivas) más antiguas de la NBA, nacidas en 1946 (x2), 1957 y 1960 respectivamente.

Los cambios de ciudad y de escudo han ido alterando y confundiendo herencia y heráldica de muchos conjuntos, pero, afortunadamente, desde Basketball-Reference (y sus congéneres) se impone la regla ex tunc: récords, cifras y demás batiburrillo estadístico (nerd heart attack avoided) se mantienen intactos desde su origen (Sonics y Thunder, aunque duela, son el mismo ente), pues se admite la continuidad reconocida desde la matriz.

Así, por ejemplo y siendo numéricamente honestos, nos encontramos con que los Hawks son los terceros en longevidad –tras aplicar misma premisa a los Minneapolis Lakers–, ya que ‘sus genes’ se remontan hasta su bisabuelo, los Tri-Cities Blackhawks, fundados en 1949, mudados a Milwaukee y luego a St. Louis, para instalarse definitivamente en Atlanta en el año 1968.

Por el lado contrario tenemos equipos que apenas alcanzan la mayoría de edad y otros a los que ni siquiera podemos servirles un cubata o ponerlos al volante de un seiscientos. Raptors y Grizzlies vieron la luz en 1995, mientras que los New Orleans Pelicans (Hornets en su creación –y no confundir con los Charlotte de ahora, Bobcats por un tiempo…¡qué follón!–), paridos en 2002, son el colectivo de más fresca acuñación.

Los Hornets de ahora (es decir, Charlotte), aparecen en 1988; una franquicia relativamente joven a la que no le ha ido demasiado bien desde sus primeros y titubeantes pasos (de pesadilla el segmento Bobcat), ni siquiera con la irrupción de Michael Jordan en 2010 como comprador y dueño de la franquicia. Pero su 44,1% de victorias no es el más sonrojante de la NBA, y si nadie guarda un récord en head-to-head peor que el de los Nets (New York, New Yersey y Brooklyn), en número total de derrotas acumuladas ninguno, ni siquiera los Clippers –gracia a unos últimos años bastante memorables–, hace sombra a los Minnesota Timberwolves, que fundados en 1989 y desde la marcha de Kevin Garnett, se convirtieron prácticamente en la comparsa del circuito. Récord de 961 victorias por 1451 derrotas (39,8%).

Spurs… ¿a la vigesimotercera la vencida?

Así pues, con el plano temporal algo más claro y tras observar ambos extremos del tablero, echamos el cierre a este post con ellos. Con los que, si en un alarde de ignorancia y tapando logos y escudos, nos recitasen en sinalefa las 15 plantillas del Oeste sin conocer el equipo que abandera cada una, en ningún caso apostaríamos por que alcanzasen el ópalo verdinegro y balbuceasen ‘Jumanji’, aunque fuese con voz queda.

San Antonio Spurs: 43 temporadas en la Liga, 33 playoffs disputados, los 22 últimos de manera consecutiva; balance de victorias del 60,2% y superior al 50% ante todas las franquicias con estatuto vigente en la NBA…

Clippers, Lakers, Rockets, Nuggets, Jazz, Blazers, Warriors (ya van siete), Kings, Mavericks, Pelicans, Thunder (ya van once), Timberwolves…

¿Qué si me imagino unos playoffs 2019-20 sin San Antonio? Claro que sí. Al igual que desde que tengo seis años me concentro frente al espejo, aprieto muy fuerte los puños y gruño, entrecerrando los ojos, hasta creer por unos pocos segundos que se me ondula el pelo (el poco que me queda) y me convierto en Supersaiyajin.

Solo que, a cada año que pasa, me cuesta creérmelo un poquito más que el anterior.

(Fotografía de portada de Jed Jacobsohn/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.