¿Un filipino en la NBA? Kai Sotto, la nueva perla de Asia


¿Un filipino en la NBA? Puede sonar tan raro como un americano torero o un japonés flamenco. Pero está a punto de pasar. Un gigantón de la altura de Abdul-Jabbar y de apellido muy español puede lograr ese hito en breve. Ésta es su historia.

¿Reconocéis el nombre de Kai Sotto? Este jugador de apenas 18 años es la gran perla de Filipinas. Esta temporada, a pesar de tener ofertas de grandes universidades como Kentucky o Auburn, ha preferido jugar en el nuevo equipo de la G League, Ignite, con Jalen Green, Daishen Nix o el pívot hindú Princepal Singh. 

La temporada pasada, Sotto llegó a Estados Unidos, en concreto a TSF en Georgia, procedente de Ateneo Blue Eagles, en Filipinas. Este último año el jugador de 2,18 metros ha hecho grandes estadísticas en numerosos partidos e incluso ha llegado a ser el MVP del torneo King Invitational, promediando 27 puntos, casi 11 rebotes y 4 tapones.

Sotto es un gran jugador desde el poste bajo, tiene buenos movimientos y utiliza ambas manos a la perfección, lo que hace que sea bastante difícil de taponar. Desde ahí arriba, a poco que trabaje duro, puede llegar a recordar a la gran perla asiática de la NBA, el inolvidable Yao Ming.

A pesar de no ser un jugador especialmente rápido, sus 218 centímetros le convierten en un buen defensor, falto todavía de vitaminas, pero con una facilidad enorme para repartir tapones a todo aquel que se asome a sus dominios. Y en la otra pintura, ese IQ que viene demostrando se alía con otra cualidad básica en los gigantes modernos: es muy poco egoísta y le encanta dar asistencias desde el poste alto, esa especialidad que tiene por maestros a la leyenda lituana Arvydas Sabonis o al español Marc Gasol. 

A Kai Sotto todavía le queda por trabajar el aspecto físico. Va a tener que pasar muchas horas en el gimnasio si quiere conseguir su objetivo. Aun así, Kai ha hecho algunos avances notables en su primer año en las Américas que le conceden una oportunidad a la esperanza. Y para redondear el cuadro de virtudes, de lo más completo, añade a las demás un razonable tiro de media distancia.  Si consigue ser más consistente e incorporar el tiro de tres a su repertorio, puede tener más opciones de llegar a la NBA, donde se ha consolidado la figura del pívot capaz de lanzar de tres y hasta Dwight Howard ha probado la pasada temporada a tirarse alguna ‘mandarina’.

Kai parece preparado para el reto ya que desde muy pequeño ha jugado con la selección filipina. En el Mundial U17, con un año menos, estuvo en el top-10 de puntos por partido con 16,4; en el top-5 de rebotes con 10.6 y en el top-4 de tapones con 2,3. También le convocaron en 2019 para jugar el Mundial U19 con solo 17 años. A pesar de quedar decimocuartos, fue el máximo taponador del torneo con 22 bloqueos y entró entre los 12 mejores reboteadores con 55 rebotes en total. 

Aunque ver a un filipino en la NBA puede ser tan sorprendente como encontrarse un unicornio en el parque, lo cierto es que ya ha habido unas cuantas rarezas pisando los mejores pabellones del planeta. Tipos raros de verdad, auténticos perros verdes intentando frenar a Michael Jordan o hacerle un mate en la cara a Shaquille O’Neal. Ahí tuvimos al gigantón rumano Gheorge Muresan, el techo histórico de la NBA con 2,31 de buenas intenciones y pocas habilidades. O al búlgaro Glouchkov. Y si apuramos, a Fernando Martín, un armario de Madrid que cruzó el océano cuando nadie más lo había hecho desde España.

O al favorito de tantos, Hasheem Thabeet, el coloso torpe de los Thunder que tuvo casi mejores estadísticas en tropezones absurdos y jugadas delirantes que en puntos y tapones. Aunque pocos le ganaron en provocar risas cariñosas en la grada.

En esta galaxia aterriza Kai Sotto. Veremos si para brillar como una estrella… O para acabar estrellado.


¿Quieres ver NCAA? Lo tienes fácil suscribiéndote a ESPN Player. Pincha en este enlace y luego elige entre la opción Monthly o Annual Pass. Todas las suscripciones incluyen una prueba gratuita de 7 días.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.