Verano, tiempo de cambio (II) – Ídolos en la sombra


En la primera parte de esta serie vimos cómo un solo individuo puede cambiar el rumbo de la liga con el impulso de los 120 días que descansa aproximadamente la NBA al año. Entre abril y septiembre de 2017, Victor Oladipo pasó de ser un jugador estancado en segunda fila a la superestrella heredera de Paul George en Indiana. Por su parte, Jimmy Butler aprovechó tres meses de 2014 para que la historia le termine viendo cómo un jugador cuyo talento está a la par de su fuego competitivo.

Pero si los sacrificios de algunos jugadores durante un periodo que se supone de reposo son capaces de ponerles en posición de ser relevantes en el devenir de una temporada y cambiar su estatus personal, no son menos los casos de talentos históricos que acuden a este parón como trampolín. En este caso, para construir leyendas y dinastías. Por absurdo que parezca, Michael Jordan y LeBron James también se miraron al espejo en verano para poner un antes y un después en su legado.


Para leer este texto completo y acceder a muchas más ventajas suscríbete a Extra nbamaniacs (nbamaniacs.com sin publicidad + podcast + textos especiales + newsletter + chat en Discord con redactores y otros suscriptores)

EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.