Washington Wizards, un sumidero en defensa


73 puntos (!!) encajaban los Washington Wizards al descanso del encuentro del martes ante los Clippers —entre abucheos de su propio público—. De manera casi milagrosa, terminaron levantándose para ganar el partido a pesar de haber regalado una primera parte de total suicidio colectivo. Pero si algo dejó claro el partido ante Clippers es que los Wizards necesitan no ser una comparsa defensiva si quieren desbloquear la engorrosa situación deportiva en la que están metidos.

Demasiado a menudo, Washington toma vacaciones cuando el rival domina la posesión. El equipo de (el cuestionado) Scott Brooks encaja 116,9 puntos por partido, siendo el segundo peor conjunto de la NBA en dicho apartado. Solo Atlanta empeora esos datos, lo que empieza a explicar la catarsis inicial de la temporada de los Wizards.

En la estadística avanzada, también desastre. 112,2 puntos encajados cara 100 posesiones, lo que les deja por encima únicamente de Cleveland y New York. La posición en la que uno queda solo defendiendo mejor que esos dos equipos es bastante evidente. Cóctel de cicuta con bromuro.

Los Wizards han comenzado la temporada con un récord de 6-11, lejos de lo que se esperaba de ellos a principio de temporada. Y eso que en las últimas fechas han mejorado la muestra inicial (1-7 para arrancar la temporada).

Poco a poco se han recuperado (5-4 desde el descalabro de los primeros ocho partidos), pero nunca llegarán a cicatrizar del todo si no defienden de una manera decente.

Ante los Clippers regalaron por completo los dos primeros cuartos, empezando a proteger su aro con intensidad mediado el tercer período. Y fue entonces cuando sus posibilidades de victoria se fortalecieron.

Si desean que esas opciones se vuelvan un hábito, deberán mejorar desde la base, pues sus datos son destructivos en muchos sentidos. Son el quinto equipo que peor defiende las canasta rivales (47,3 por ciento de acierto oponente en tiros de campo), los segundos que peor defienden el triple (38,1) o los quintos que más rebotes ofensivos conceden (11.7).

No lejos del octavo lugar

La ausencia de concentración ha tenido taquilla propia en el vestuario de los Wizards durante los primeros partidos de la temporada 2018-19. Y en el divorcio con ella residen parte de las opciones del equipo capitalino de escalar en la Conferencia Este. El ataque suele funcionar (ahora mismo 106,9 puntos cada 100 posesiones, en el puesto 18º de la NBA) y puede hacerlo todavía más a tenor del talento que hay en la plantilla. Pero no irán muy lejos si siguen concediendo por encima de las posibilidades de cualquier equipo NBA.

Pese al sumidero que llega cuando toca defender, el conjunto que dirige Scott Brooks se encuentra a solo tres victorias de la frontera de los playoffs en la Conferencia Este (la marca Orlando con 9-9).


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.