Yogi Ferrell y los Mavs, una historia de amor por casualidad


El jugador de moda en la NBA seguirá atado a los Mavericks hasta 2018. El equipo tejano no esperó a un segundo contrato de 10 días para comprometerse con Yogi Ferrell, quien firmó contrato multianual con Dallas tras un impresionante debut con el equipo. Eso sí, su llegada original a los Mavs necesitó de varias casualidades para poder completar una de las historias más fascinantes de la presente temporada.

Lesiones oportunas

Para empezar, el fichaje de Yogi Ferrell por Dallas seguramente no hubiera sucedido sin que las lesiones azotaran a la franquicia. El equipo entrenado por Rick Carlisle tiene todavía en la enfermería a Deron Williams y J.J. Barea, los dos bases principales del equipo. Para reemplazarles, los Mavs recurrieron a la D-League donde militaba Yogi Ferrell, pero su primera opción fue la estrella de su equipo afiliado: Pierre Jackson.

El jugador de los Texas Legends, en su segunda etapa en Dallas, firmó contrato de 10 días el 25 de enero. Un día después, Jackson se enfrentaba a una prueba de fuego: salir de titular ante Oklahoma City emparejado con Russell Westbrook. Y si bien dio la cara (9 puntos y 4 asistencias en 13 minutos), la mala suerte frustró su gran oportunidad. El base sufría una distensión de isquiotibiales que le obligaban a dejar el partido antes de tiempo.

Las ventajas de ser “Hoosier”

Las urgencias de los Mavs por tener a un base sano les obligaron a salir otra vez al mercado de la liga de desarrollo en busca de un reemplazo de Jackson, quien sería cortado. Y, de nuevo, Yogi Ferrell no era el indiscutible candidato de la dirección deportiva de la franquicia. Su propietario Mark Cuban explicó antes del partido que Dallas disputó ante los Blazers el curioso proceso por el cual Ferrell acabó siendo el elegido.

El presidente de la franquicia, Donnie Nelson, y el vicepresidente deportivo Michael Finley presentaron a Cuban una lista de tres candidatos de la D-League para reforzar al equipo. “Dijeron ‘todos están bastante cerca entre ellos'”, explicó el propietario de los Mavericks. “Y dije, ‘el empate se decide a favor del tipo de IU (Universidad de Indiana)’. Lo digo en serio, eso es lo que hice”.

Seis partidos magníficos

Y no es casualidad que Mark Cuban se decidiera por Yogi Ferrell, quien en sus cuatro años en Indiana se convirtió en el máximo asistente de la rica historia de la universidad. El propietario de los Mavs es un orgulloso “Hoosier” que terminó sus estudios universitarios en el campus de Bloomington. Traerse a los Mavs a un jugador de su amada universidad fue una oportunidad que no dejó escapar. Y los resultados le han favorecido.

Desde su llegada a Dallas, Yogi Ferrell promedia 16,3 puntos, 4,5 asistencias y un 47,1% en triples en 6 partidos disputados. Con su nueva incorporación de base titular, los Mavericks tienen un balance de 4-2, aunque las derrotas han llegado en sus últimos partidos. Aún así, Ferrell puede ser considerado como uno de los jugadores que mejor partido han sacado de un contrato de 10 días, aunque acabara en su nuevo equipo gracias a unas cuantas asistencias del azar.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.