El verano de Los Ángeles Clippers

La franquicia

El vecino históricamente pequeño ha pegado el estirón. Pese a llevar años por encima de los Lakers a nivel deportivo, los no habían logrado alcanzar un nivel de éxito suficiente como para quitarse de encima la coletilla de “el otro equipo de Los Ángeles”, pero el verano de 2019 ha llegado para cambiar el rumbo de la franquicia. Más fuertes, más temibles y más candidatos que nunca. No aspiran a dominar Los Ángeles, aspiran a dominar la NBA.

Los años de hacer las cosas bien y de no dejarse ir parecen haber dado sus frutos. Los de Steve Ballmer entraron a la agencia libre como uno de los equipos más atractivos, tanto por espacio salarial como por plantilla y rendimiento reciente, y aprovecharon dicha posición para conformar una plantilla envidiable con la que aspirar a su primer título.

Movimientos

Los Clippers fueron uno de las franquicias que más tardaron en moverse, pero una vez que lo hicieron fue para convertirse en el equipo a temer. Los angelinos, que llevaban suspirando por desde el verano pasado, sabían que necesitaban otra superestrella para hacerse con los servicios del alero, y que este tenía especial interés en jugar junto a . Esto, que se mantuvo en secreto en su momento, hizo que los días de agencia libre fuesen pasando sin novedades en la franquicia hasta que el día 6 de julio llegó el bombazo.

Ese día se llegó a un acuerdo con OKC para recibir a George a cambio de Danilo Gallinari, Shai Gilgeous-Alexander, cinco rondas del Draft y dos derechos de intercambio, y horas después, Kawhi se comprometía con los Clippers. Todo esto a horas intempestivas a las que nadie esperaba ya nada, por lo que cuando Europa y la costa Este de Estados Unidos se despertaron vieron cómo se había conformado un superequipo literalmente de la noche a la mañana.

Pero eso no fue todo. Una vez confirmado el gran movimiento, el resto de fichas fueron cayendo por efecto dominó. llegó esa misma noche, y poco después lo harían y Rodney McGrouder, mientras que y no quisieron abandonar un proyecto tan prometedor y renovaron sus respectivos contratos. Y así, los Clippers se convirtieron en aspirantes a todo.

Al margen de estos nombres, se incorporaron también a la plantilla Patrick Patterson, que llegó tras ser cortado por los Thunder, y Mfiondo Kabegele y Terance Mann, elecciones 27 y 48 del Draft respectivamente.

Fichajes frustrados

Con lo bien que ha salido todo se hace casi imposible hablar de fichajes frustrados. Había un único objetivo para este verano y ha llegado con la mejor compañía posible. Poco que añadir.

Plantilla

Bases: Patrick Beverley, Lou Williams.

Escoltas: Landry Shamet, Rodney McGrouder, Jerome Robinson, Terance Mann.

Aleros: Kawhi Leonard, Paul George, Maurice Harkless.

Ala-pívots: Montrezl Harrell, JaMychal Green, Patrick Patterson.

Pívots: Ivica Zubac, Mfiondu Kabengele.

Directiva y cuerpo técnico

Doc Rivers arrancará este curso su séptima temporada al frente del equipo. Desde su llegada, los angelinos se han instalado en la zona noble del Oeste, aunque aún no han terminado de dar el salto hacia la cima que se espera que llegue este curso. El trabajo de Rivers, uno de los entrenadores más prestigiosos de la NBA, se salda con un balance más que positivo hasta el momento, aunque es ahora cuando debe demostrar que puede llevar a este equipo a lo más alto.

En las oficinas, Steve Ballmer parece estar cumpliendo a la perfección con su plan de hacer de los Clippers una de las grandes franquicias de la Liga. Ahora mismo lo son a nivel deportivo, pero su intención es darle un lavado de cara al equipo en todos los sentidos, para lo cual planea conseguir un pabellón propio y baraja incluso la posibilidad de un cambio de nombre. Todo apunta a que los pasos se están dando en la dirección correcta, pues el estatus con el que llegaron a esta agencia libre es propio de una de las franquicias más respetadas del momento.

Objetivos

Ganar. La de los Clippers es quizás la mejor plantilla de la NBA y cuentan con la superestrella del momento a la que todo el mundo daría las llaves de su franquicia, por lo que no hay otro objetivo posible que el de buscar el primer anillo de su historia. Muchos los sitúan como favoritos, y aunque lo cierto es que entramos en un año de lo más abierto en el que cuesta colocar a un equipo muy por encima del resto de candidatos, se antojan actualmente como el rival a batir.

(Fotografía de portada: Kevork Djansezian/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Marcus Smart recibe el alta y volverá a jugar con la selección

Los Lakers no se plantean usar a Anthony Davis como pívot pese a la lesión de Cousins

Siguiente