‘Disabled Player Exception’: fichajes NBA cuando hay lesiones graves

Cuando un equipo está por encima del límite salarial y tiene en nómina a un jugador que se va a perder lo que resta de temporada por lesión, la franquicia puede hacer uso de la Disabled Player Exception, una vía que abre la NBA para permitir que las plantillas afectadas por una lesión de esta magnitud puedan reemplazar a su pieza dañada. También puede concederse la Disabled Player Exception en caso de muerte del jugador.

Si le es concedida a una franquicia la Disabled Player Exception, esta puede firmar a un jugador que sea agente libre, o puede adquirirlo vía traspaso o lo puede reclamar desde los waivers. En cualquiera de las tres opciones, el acuerdo suscrito en el momento del fichaje tiene que ser por un curso y se debe atener a una serie de exigencias económicas marcadas por la NBA.

  • Si la franquicia hace uso de la Disabled Player Exception e incorpora a un agente libre, el salario que el pague por esa única campaña permitida debe ser, o bien no más del 50% de la nómina para ese curso del jugador lesionado al que reemplaza, o bien la cantidad que de la Non-Taxpayer Mid-Level exception. En este caso, se aplica la cantidad que sea menor.
  • Si decide usar Disabled Player Exception para fichar vía traspaso, únicamente puede adquirir un jugador en el último año de su contrato y que esté ganando, o bien no más del 50% de la nómina para ese curso del jugador lesionado al que reemplaza (con un plus añadido de 100.000 dólares) o bien la cantidad fijada por la Non-Taxpayer Mid-Level exception (más el plus añadido de 100.000 dólares). Aquí, como sucede con los agentes libres, también se aplica la cantidad que sea menor. Estos límites económicos sirven igualmente para los jugadores reclamados de los waivers, que también deben encontrarse ante el último año de su contrato.

Plazos y requisitos para pedir la ‘Disabled Player Exception’

Un equipo puede solicitar este auxilio a la NBA entre el 1 de julio y el 15 de enero. Después de esta fecha, no es posible realizar la petición. La Disabled Player Exception es concedida caso a caso por la NBA, atendiendo cada asunto de manera particular. Sólo la pueden solicitar los equipos cuyo jugador lesionado esté en sus filas cuando la lesión es conocida, o debería haber sido razonablemente conocida. La evaluación de cada caso la lleva a cabo un médico designado por la NBA, que debe ser quien determine que efectivamente el jugador en cuestión estará fuera de acción más allá del 15 de junio de la temporada en curso.

Si la liga da el visto bueno a la Disabled Player Exception, la franquicia agraciada, que lo ha debido solicitar en esa franja entre el 1 de julio y el 15 de enero, tiene hasta el 10 de marzo de la temporada en que es concedida para hacer uso de ella. Más allá de ese punto en el calendario, la Disabled Player Exception caduca y no puede ser usada.

También una Disabled Player Exception no usada queda igualmente extinguida si el jugador se recupera y está listo para jugar o si es traspasado. En ese sentido, una franquicia no puede traspasar a su jugador lesionado y luego pedir una Disabled Player Exception  por él.

La  Disabled Player Exception sólo se aplica jugador por jugador, de modo que si uno lesionado es reemplazado por otro ejerciendo esta ayuda de la NBA, la Disabled Player Exception ya ha sido usada y no puede extenderse su aplicación a más jugadores. Es decir, por cada jugador que vaya a estar fuera todo el curso se ha de pedir una Disabled Player Exception.

Si es denegada, la franquicia debe esperar 90 días para volver a solicitarla, pero sólo si el jugador ha recaído de su lesión, se ha agravado o hay nuevas y malas noticias sobre ella. Tanto si la Disabled Player Exception ha sido denegada como aceptada, la franquicia puede volver a solicitarla para el mismo jugador en la temporada siguiente.

Por último, si se ha ejecutado la Disabled Player Exception, se ha incorporado a un jugador y el jugador lesionado vuelve antes de tiempo, puede ser activado de forma inmediata sin que eso perjudique al jugador que lo había reemplazado.

La Disabled Player Exception no tiene que ser confundida con la compensación que la NBA da a las franquicias cuando un jugador se debe retirar por una lesión. En este caso, la NBA borra de la masa salarial el sueldo pendiente del jugador, mientras que la Disabled Player Exception es un mecanismo, para que los equipos añadan algo extra a su roster en caso de problemas físicos severos de uno de sus miembros.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer o no.