Límites de jugadores en las plantillas

La NBA es muy estricta en cuanto al número de jugadores que, durante la temporada regular, pueden formar parte de las plantillas de las franquicias. Salvo muy contadas excepciones, esta cifra es de 15 jugadores, entre activos e inactivos y sin incluir aquellos que están bajo un contrato dual.

El día que da inicio cada temporada regular, un equipo debe tener un su plantilla sólo esas 15 piezas, lo que no supone que antes, durante la pretemporada, no haya podido disponer de más. La NBA es flexible en los training camp de preparación y permite que el roster de un plantel se eleve hasta los 20 nombres, para que las franquicias y los entrenadores dispongan del margen suficiente a la hora de tomar decisiones sobre a quién cortar y a quién dejar en el plantel. Por eso, es común que durante el mes de octubre se produzcan los clásicos despidos de pretemporada.

Jugadores durante el curso y ‘two-way contracts’

Una vez iniciada la regular season, lo normal es que una plantilla tenga 15 jugadores, más allá de si dispone de efectivos bajo los two-way contracts. Este tipo de contratos duales son una nueva relación laboral en la NBA que entra en vigor en la 2017-18. La liga permite hasta dos jugadores bajo los two-way contracts, pero a efectos de plantilla no cuentan dentro del límite de 15 nombres. Es decir, una plantilla puede tener 15 jugadores y hasta 2 más bajo two-way contract, con lo que elevaría su cifra total a 17. O bien 15 y 1 más con two-way contract.

No obstante, la NBA incluye excepciones a la hora de hablar de máximo de jugadores. Así, en situaciones de varias lesiones, la liga permite temporalmente plantillas de 16 jugadores, con un máximo de 4 inactivos. Para que esta circunstancia se produzca, esos cuatro jugadores deben haberse perdido al menos 3 partidos por problemas médicos y deben seguir sin estar listos para jugar. Este permiso de la NBA termina cuando un jugador está sano y recuperado. Entonces, la franquicia tiene que cortar a un efectivo para volver al límite de 15 y puede despedir o bien al jugador lesionado, y ya recuperado, o bien a otro diferente.

Si el máximo es de 15 nombres durante la liga regular, el mínimo siempre tiene que ser de 13. Una franquicia está obligada a tener 12 o 13 jugadores en su lista de activos. Hasta el lockout de 2011 se permitían 12 activos y 1 inactivo, pero a partir de esa 2011-12 se elevó el número de activos hasta 13. Un cambio que ha sido ya permanente.

Sin embargo, al igual que existen excepciones a la hora de hablar del tope de jugadores de una plantilla, también los hay cuando nos referimos al mínimo. Así, la NBA permite haya 11 jugadores activos y ninguno inactivo durante dos semanas. De cara a un partido, la cifra de jugadores inscritos ha de ser de 8 activos y 2 inactivos, el mínimo obligatorio, más allá de las piezas que luego tenga en su día a día. Las franquicias pueden proporcionar esa lista de jugadores hasta 60 minutos antes del inicio del partido.

Otras consideraciones

Además de los jugadores bajo two-way contract, los que se hallen en la lista de suspendidos (Suspended List), los que la franquicia tenga sus derechos (NBA Draft List), los que se retiran bajo contrato en vigor (Voluntarily Retired List) o los que sirven al Ejército (Armed Services List) no cuentan para el límite de 15 efectivos.

Por último, un jugador que es asignado al equipo afiliado de la G League pasa automáticamente a convertirse en inactivo y permanecerá en ese estatus durante toda su estancia en esa competición.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.