Aldridge y su rol en los Nets: “No estoy aquí para ser All-Star”


Este libro ya lo hemos leído. Jugador veterano que ha tenido una gran carrera sin éxito colectivo opta por unirse a un aspirante al anillo en sus últimos años de carrera para, aun renunciando a dinero y minutos, poder lograr un campeonato antes de retirarse.

Esa es el botón que ha pulsado LaMarcus Aldridge, uno que le ha trasladado desde San Antonio a Nueva York para sumarse a unos Nets plagados de talento con Kevin Durant, James Harden y Kyrie Irving. A sus 35 años, claro está que Aldridge no es el jugador que deslumbró en Portland ni el que firmaron los Spurs en la agencia libre de 2015, pero de igual modo sigue manteniendo cualidades que le pueden convertir en determinante; no debemos olvidad que en la temporada 2018-19 fue All-Star –sí, hace solo dos años–.

Pero volvemos a la casilla de salida, a la de renunciar a brillo personal por la gloria colectiva. LaMarcus podría jugar más en otro sitio, pero entiende que ya no está en esa página. Por ello, al ser cuestionado por su adaptación y papel a las órdenes de Steve Nash, el ala-pívot recalca que ha llegado a Brooklyn para hacer lo que el equipo necesite dejando de lado cualquier atisbo de ego.

“No estoy aquí para ser All-Star. Eso no es lo que estoy intentando conseguir en este momento. Solo estoy tratando de aportar valor a un grupo, sumar las cosas en las que soy bueno para ayudar a este equipo a ganar. No estoy preocupado por ser un All-Star nunca más”, comenta a Malika Andrews de ESPN.

Está bien conocer su predisposición a realizar cualquier tarea que se le encomiende, pero de igual modo ya parecía estar en esa situación viendo como su rendimiento ha descendido este curso con los Spurs. Para ser exactos ha promediado 13,7 puntos y 4,5 rebotes en 25,9 minutos por partido.

Ahora todo queda en manos de Nash. Él ha sido el encargado de encajar en pista a Irivng, Durant y Harden, de incluir en tal esquema a Blake Griffin, y ahora le toca lo propio con Aldridge. El entrenador de primer año cree que la clave está en que su nuevo pupilo encuentre la manera de trasladar su juego al sistema del equipo.

“Tiene la capacidad de hacer triples, así que eso permite abrir la cancha. Entiende que este es un rol diferente y un equipo diferente. Quiero que encuentre ese equilibrio natural entre la forma en que ha jugado tradicionalmente y la forma en que jugamos nosotros”, explica el head coach.

(Fotografía de Ronald Martinez/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.