Algunos datos nefastos de los Lakers

Los Angeles viven uno de los momentos más bajos de su larga historia. Puede parece dramático escribir una frase así, pero la realidad no se puede esconder y actualmente el equipo californiano es uno de los peores de la NBA en cuanto se repasan unos cuantos datos:



  • Balance de 16–30, el 25º peor de la liga que les ubica en la penúltima posición del Oeste, sólo por encima de los eternamente decepcionantes Kings.
  • Su porcentaje de victorias (34,8%) únicamente supera a Celtics, Sixers, Magic, Bucks y los mencionados Kings, franquicias envueltas en procesos de reconstrucción.
  • Ese porcentaje de victorias de los Lakers del 34,8% es el más bajo de la historia de la franquicia desde que juegan en Los Ángeles (1960).
  • Han encajado 100 puntos o más en los últimos 13 partidos disputados, algo que no les ocurría desde hacía 26 temporadas.

Y tal vez el dato más deprimente de todos: han perdido 17 de los últimos 20 partidos jugados, cayendo ante conjuntos buenos, regulares, malos, en casa y fuera. Hablando claro, los equipos se frotan las manos cuando saben que su próximo rival serán los Lakers.

Esperanzas limitadas

A Pau Gasol le preguntaron el domingo en Nueva York que si ve posible dar la vuelta a la situación en la que se encuentran los Lakers.

“Creo que podremos”, dijo el español. “Si seguimos juntos, trabajamos duro y recuperamos un par de jugadores que son clave, mejoraremos”.

Lo cierto es que los efectivos de la plantilla siguen bajo mínimos. Steve Nash tenía previsto incorporarse a los entrenamientos esta semana pero ha sufrido un revés en la espalda y permanecerá de baja unos días más. Kobe Bryant no podrá estar de vuelta en las pistas hasta finales de febrero como pronto. Pau Gasol ha sufrido en el último encuentro problemas en el abductor y es duda para el siguiente choque. Y a Xavier Henry, Steve Blake y Jordan Farmar parece que les quedan semanas para volver.