Algunos jugadores siguen dudando sobre vacunarse


Las últimas semanas han visto un esfuerzo enorme de la NBA y la Asociación de Jugadores por concienciar a los equipos de la importancia de la vacunación. En el seno de la liga se ve como prioritario para acortar y facilitar los procesos de vuelta a la normalidad. Aun así, sigue habiendo jugadores y miembros del staff de las franquicias que son reacios a recibir la vacuna. Los rumores recogidos por Chris Sheridan para BasketballNews.com apuntan especialmente a Nets, Knicks, Celtics, Wizards y Sixers como los principales focos de discordancia.

En el mismo artículo se cuenta que numerosas fuentes sitúan las razones de estas dudas en la desinformación general y el estigma sobre los abusos gubernamentales que se han dado en el pasado a través de las campañas de vacunación. Los cuales tienen su epicentro en el trato desigual hacia las comunidades negras o la laxitud de normas con respecto a las vacunas que establece cada estado o región. Razones a las que sumar campañas anti-vacuna que han calado en algunos jugadores.

La Liga esperaba que a estas alturas el único trámite fuese esperar a que todos los territorios con franquicia NBA recibiesen las dosis correspondientes. Sin embargo, la realidad es que con unas cuantas ciudades aún por ser dotadas de estos medicamentos, todavía existen rezagados debido a la opcionalidad de vacunación.

Equipos como Pelicans o Warriors han podido celebrar eventos de vacunación para todos sus empleados, pero son la excepción. Además, en el caso de Golden State, estas facilidades solo se traducían en doce personas vacunadas. “No señor” respondía Kent Bazemore en una videoconferencia ante la pregunta de si se había vacunado. La consigna entre el grueso de jugadores es clara y su mayor exponente es Lebron James, “es un asunto privado”.

Y no únicamente se han pronunciado jugadores, también lo han hecho entrenadores y técnicos varios. Mike Malone insistía en que no forzará a sus jugadores “Ahora mismo no. Por lo que yo sé, mis jugadores y yo nos hacemos tres test al día. Quizás nuestra opinión cambiaría si se redujesen de tres a uno”.

Restando menos de dos meses para el comienzo de los playoffs, a la NBA le queda mucho trabajo por hacer si quiere cumplir sus planes de afluencia de público en los pabellones. Especialmente si se observa la disparidad de medidas que se toman según la franquicia. El ejemplo de Miami Heat realizando campañas de vacunación para sus aficionados pueden dibujar el camino a seguir. Pero fuera de la burbuja todo se reduce a la responsabilidad personal, y cada uno de los cientos de integrantes que forman la NBA es un mundo.

(Fotografía de portada de by Ezra Shaw/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.