Andre Ingram, sobre su segunda etapa en los Lakers: “Significa un poco más”

Un año después de conmover al mundo con su historia, ha visto cómo su relato se repetía. El tirador nativo de Virginia, que había pasado más de una década en la Liga de Desarrollo hasta que fue llamado en abril de 2018 por los para honrarle y permitirle debutar en la NBA y jugar los dos últimos duelos del curso, regresaba esta semana a la franquicia angelina. Los Lakers decidían incorporar a Ingram desde los South Bay Lakers con un contrato de 10 días. La idea con su llegada es la de dar profundidad a la rotación exterior angelina, plagada de ausencias.

Ingram debutó ya en Chicago, contra los Bulls. En la Ciudad del Viento se encontraba con los South Bay Lakers cuando recibió la llamada y se quedó en la urbe para unirse a y compañía.

“Lo del año pasado fue impresionante, pero este significa un poco más”, apuntó Ingram en declaraciones recogidas por Kyle Goon sobre su segunda experiencia en la NBA. “Ya no es el día de Andre Ingram, es un partido de los Lakers que necesitamos ganar. Y esta gira es una buena oportunidad para conseguir algunas victorias. Ese es el auténtico objetivo”.

En 2018, Ingram debutó con 19 puntos ante los Rockets, uno de los mejores estrenos de siempre con la camiseta de los Lakers. Luego remató su sueño con 5 puntos ante los Clippers. Ahora, en la 2018-19 se ha estrenado con 2 minutos y 9 segundos ante Chicago. Luke Walton le hizo entrar a falta de cuatro segundos para que acabara el tercer cuarto en la idea de que, como tirador, podía ejecutar una jugada rápida. Después, con todo decidido en el último cuarto, salió dos minutos más. Terminó con 0/1 en tiros de campo. Hoy, ante los Raptors, puede tener de nuevo una oportunidad en Canadá. Los Lakers, 31-36, están a 7,0 partidos de los playoffs. ´

Un buen salario extra

Andre Ingram ganó 13.000 dólares por su breve estancia en los Lakers en 2018, además de otras sumas por vender los derechos de su historia a una productora. Ahora, el contrato temporal de los Lakers le reportará casi 79.000 dólares, más del doble de lo que percibe por estar una campaña entera en la G League, donde el salario único para todos sus jugadores es de 35.000 dólares (sin contar los bonus) repartidos en 7.000 dólares mensuales. De la liga menor es el máximo triplista de siempre y el jugador con más partidos jugados.

(Fotografía de portada: Jonathan Daniel/Getty Images)