Andre Roberson vuelve a jugar tras más de dos años lesionado


El jugador de Oklahoma City ha pasado un calvario de lesiones hasta poder volver a disputar minutos en el primer amistoso en la burbuja de Orlando

Hace dos semanas los anunciábamos como una posibilidad; hoy es realidad. Andre Roberson volvió anoche a disputar un partido de baloncesto. Fueron exactamente 11 minutos y 56 segundos. Se dice rápido, pero para el jugador de Oklahoma City Thunder lo fue todo. Atrás quedan dos años y seis meses de lucha tanto física y mental, porque Roberson no solo ha tenido que sobreponerse a los problemas con las lesiones, sino a ver cómo nunca llegaba a la meta, cómo sus esperanzas de volver a saltar a una cancha se tornaban cada poco tiempo en desazón.

Ya puede respirar. Con Boston Celtics como rival y la burbuja de Orlando como escenario, el escolta de 28 años volvió a colocarse el uniforme de los Thunder, se ató bien los botines e hizo lo que solía hacer: simplemente jugar al baloncesto. Los 5 puntos, 2 rebotes y 1 asistencia que acumuló en pista son una anécdota comparado con lo que supuso tan ansiado regreso.

“Hubo una gran cantidad de emociones encontradas: ansiedad, felicidad… Demasiada emoción únicamente por volver a un partido y escuchar al entrenador diciendo mi nombre. Me avisó al descanso de que iba a entrar, así que simplemente me preparé. Los nervios hicieron acto de presencia, no sé si vosotros lo sentiríais igual, pero fue realmente genial estar de vuelta”, comenta a los medios.

Desde el 27 de enero de 2018, día de la fatídica lesión, Roberson ha peleado por jugar de nuevo sin conseguirlo hasta anoche. En la señalada fecha se rompió el tendón rotuliano de su rodilla izquierda. No fue solo una grave lesión, sino una que se fue complicando sin piedad con contratiempos y recaídas. Su regreso a las pistas de programó en primer momento para noviembre de 2018, pero nuevos problemas en su articulación lo impidieron. Para enero de 2019 su entrenador, Billy Donovan, decía que no estaba ni cerca de volver.

Tras no disputar un solo partido en la campaña 2018/19, de cara a la presente Roberson llegó a la pretemporada con la esperanza de jugar. No fue así, su rodilla no respondió como esperaba y tuvo que seguir esperando. Hoy, dos años y casi seis meses después, cierra el círculo con 11 minutos y 56 segundos de baloncesto. Sus compañeros se alegran enormemente.

“Cuando me traspasaron a Oklahoma City Thunder recuerdo los primeros días de trabajo con el equipo. ‘Dre’ (Andre Roberson) estaba en su primer día de entrenamiento intentando jugar y justo sufrió un revés. Solía jugar contra él todas las temporadas y tuve la oportunidad de verlo mientras atravesaba todo este proceso trabajando arduamente, así que fue una sensación increíble para todos nosotros ver jugando a uno de nuestros hermanos sabiendo por lo que ha pasado mentalmente”, explica Chris Paul.

Poco más se puede decir. Una de las grandes noticias de Disney World, un lugar creado desde la fantasía de una mente maravillosa y que desde hace horas supone un ante y un después para un jugador que ha sufrido muchísimos. Nos alegramos por Andre Roberson.

(Fotografía de David Ramos/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.