Anthony Davis y Jrue Holiday cambian la cara de los Pelicans

Dos buenas noticias se convirtieron en tres en New Orleans. Su estrella regresaba tras perderse un partido por lesión pero, de forma más significativa, hacía su debut esta temporada. Con la vuelta de ambos jugadores, los jugaron uno de sus mejores partidos de la temporada ante unos Blazers en peligrosa trayectoria descendiente. De la mano de sus dos jugadores con experiencia en All-Star, New Orleans se llevó el triunfo por 113-101.

Volvió Holiday

Es aún pronto para considerar a los Pelicans como un equipo que pueda recuperar un puesto entre los aspirantes a Playoffs, pero su impresión con Jrue Holiday de vuelta mejoró sustancialmente. El base jugó su primer partido desde que su mujer, la futbolista Lauren Holiday, fue diagnosticada con un tumor cerebral. Con el tumor extirpado y la hija de la pareja recién nacida, Holiday no notó el óxido tras tantos meses fuera de la cancha y mostró pronto su mejor cara con 21 puntos y 7 asistencias en 23 minutos de juego. Su presencia y su aportación desde el banquillo se hizo notar rápidamente en los Pelicans.

Eso sí, la gran estrella volvió a ser Anthony Davis, recuperado de la lesión muscular que le hizo perderse el partido del miércoles ante Orlando. El ala-pívot fue imparable para unos Blazers que cambiaron la alineación para darle la titularidad a . No sirvió de mucho. Davis acabó con 38 puntos, 9 rebotes, 6 asistencias, 4 tapones y 2 robos. De forma particular, su segundo cuarto fue demoledor, con 14 puntos en 6 minutos que empezaron a abrir un hueco para New Orleans que nunca perdieron.

Problemas en Portland

Los Blazers, por su parte, siguen en su peor momento de la temporada tras perder su tercer partido consecutivo. El equipo de no acaba de encontrar la fórmula para rodear a su dúo exterior, demasiado exigido en ocasiones. (27 puntos) y (24) se combinaron para 42 de los 88 lanzamientos de Portland y 19 de los 34 triples del equipo. Una excesiva dependencia que ningún otro jugador ha podido aliviar.

Con esta victoria, New Orleans sale del último puesto del Oeste, ahora en posesión de Dallas, con todavía nada ilusionante balance de 3-10. Eso sí, el regreso de Jrue Holiday da nuevos bríos a un equipo diezmado en exceso por las lesiones. Por su parte, Portland perdió la oportunidad de reengarcharse a los puestos de Playoffs y se queda con un preocupante récord de 7-7 para un equipo que buscaba dar un paso adelante para competir por el Oeste.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Marc Gasol, más triples en 2016-17 que en toda su carrera

Kevin Durant sale abucheado pero victorioso de Boston

Siguiente