Un Anthony Davis de récord brilla en un All-Star a su medida


New Orleans tuvo una fiesta con final perfecto. El evento central del All-Star mantuvo la misma dinámica de los últimos años, con anotaciones elevadas, escaso interés por defender y muchas ganas de espectáculo. El morboso reencuentro de Russell Westbrook y Kevin Durant como compañeros fue pacífico, y los honores se quedaron para el favorito de la afición. Anthony Davis aprovechó la victoria del Oeste por 192-182 para triunfar por partida doble.

Hijo pródigo

La estrella de los Pelicans no solo acabó llevándose los honores de MVP ante su público habitual de New Orleans, sino que se permitió el lujo de batir un récord con 55 años de historia. Ayudado por sus compañeros y rematado con hasta 18 mates, Davis acabó con 52 puntos (26/39 en tiros de campo), además de 10 rebotes, superando de sobra el récord que desde 1962 ostentaba Wilt Chamberlain con 42.

Más allá de la exhibición anotadora de Anthony Davis, el espectaculo llegó fundamentalmente de la mano de un recién llegado como Giannis Antetokounmpo. El jugador griego se lució en su debut en el All-Star, terminando con 30 puntos (14/17) y dejando algunos de los mates más espectaculares de la noche. Sin la motivación de jugar a un compañero jugando “en casa”, el equipo del Este pareció especialmente pasivo en algunos momentos del juego, aunque LeBron James (23 puntos), Kyrie Irving (22) y Isaiah Thomas (20) dejaron buenos momentos.

El reencuentro más esperado


Por el Oeste, sus estrellas funcionaban mejor. Russell Westbrook, además de “romper el hielo” con Kevin Durant con una combinación entre ambos rematada en alley-oop, presentaba su propia candidatura al que hubiera sido su tercer MVP consecutivo (algo inédito) con 41 puntos y 7 asistencias. El propio Durant, silenciosamente, se convertía de paso en el cuarto jugador con un triple-doble (21 puntos, 10 rebotes y 10 asistencias) en All-Star tras Michael Jordan, LeBron James y Dwyane Wade.

Incluso un jugador más secundario y con un estilo muy alejado del habitual en estos eventos dejaba su sello. Marc Gasol se quedaba también muy cerca de sumarse al selecto club de triples-dobles, terminando con 10 puntos, 10 rebotes y 8 asistencias en 21 minutos y medio de juego. El foco, eso sí, quedaba en otro pívot del Oeste, con DeMarcus Cousins jugando solo 2 minutos ante su inminente traspaso a, irónicamente, el equipo del MVP.

Próxima cita: Los Ángeles

https://twitter.com/NBAAllStar/status/833523170586030081

Sin emoción al final, y con Anthony Davis de indiscutible MVP, se cerraba el telón en Nueva Orleans, presentando a Los Ángeles como su ciudad sucesora para organizar el All-Star de 2018. Fue el colofón de un fin de semana sin especiales momentos memorables, y el preludio de un mercado de traspasos que dejará en los próximos cuatro días todo el interés en los despachos. La NBA no se detiene nunca.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.