Atlanta hunde un poco más a los Raptors


La temporada de los Raptors es difícil de analizar, ya no por los problemas comunes a todos los equipos, sino porque ni siquiera están jugando en Toronto. A partir de ahí, las cuestiones de despacho y meramente deportivas podrían abrir un largo debate. Más allá del mismo, la cruda realidad es que están en camino de no clasificarse ni para el play-in.

Hace diez días, exactamente el 4 de abril, Nick Nurse aseguró que el equipo continuaba centrado en clasificarse para los playoffs. No dudamos de su palabra, pero haber ganado desde entonces solo dos partidos de los disputados no ayuda a cumplir el plan.

Anoche, recibiendo a Atlanta, los Raptors solo se vieron cerca de la victoria al principio del encuentro. Durante 16 minutos apenas existieron diferencias, pero fue ya en el segundo cuarto cuando los de Georgia fueron marcando el territorio hasta alcanzar una renta de 15 puntos. Quedaban muchos minutos. Toronto amagó un par de veces con acercarse. No pudo. Solo en los instantes finales tuvieron a su rival a tiro, pero estos no fallaron.

Pascal Siakam hizo 30 puntos. Malachi Flynn, una de las buenas noticias de la temporada para los canadienses, logró 22 puntos con 6 de 13 en triples. No les alcanzó. Las bajas, otra de las piedras en el camino de los Raptors en el presente curso, volvió a lastrarles con Kyle Lowry y Fred VanVleet como principales protagonistas.

Los de McMillan, lanzados

Pocas veces un cambio de entrenador a mitad de temporada da tan buen resultado. Bajo la batuta de Nate McMillan los Hawks han ganado siete de sus últimos 10 partidos y son en estos momentos cuartos de la Conferencia Este con 30-25. El equipo está funcionando tan bien que ni las ausencias de Trae Young, John Collins o Danilo Gallinari les frenaron anoche.

Ante tantas bajas, fue Bogdan Bogdanovic quien lideró la ofensiva con 23 puntos, Clint Capela logró un contundente doble-doble de 19 puntos y 21 rebotes, y Kevin Huerter aportó otros 17 puntos. El escolta se mostró satisfecho por un triunfo que contó con la aportación de algunos jugadores menos habituales.

“Nuestra profundidad es algo de lo que hablamos cuando comenzó la temporada, y ahora realmente se está demostrando. Entramos en cada partido pensando que podemos ganar sin importar quién salga a la cancha”, explica.

(Fotografía de Sarah Stier/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.