Atlanta sigue escalando con su sexta victoria consecutiva

Los Hawks han despertado. Hace un par de semanas parecía que la temporada de la franquicia de Georgia iba tocando a su fin. Quedaban la mitad de los partidos de temporada regular, pero es que apenas ganaban y estaban hasta lejos de los puestos de play-in. Todo eso ha cambiado. Atlanta ha dado un giro radical a su situación venciendo en seis partidos consecutivos; el último anoche ante Boston.

Han encontrado el ritmo. Los Celtics venían de jugar bien en sus anteriores compromisos, pero ante los chicos de Nate McMillan de vieron superados casi en todo momento. Tanto en el segundo como en el tercer cuarto estuvieron quince puntos abajo, pero supieron reponerse y recortar distancias hasta estar a solo uno (85-84) al comienzo del periodo definitivo. De poco les sirvió. Seguidamente encajaron un parcial de 18-2 que sentenciaba el choque hasta el 108-92 final.

«Simplemente conseguimos detenerles. Jugamos bien nuestra defensa y realmente peleamos en la cancha. Los tiros no estaban yendo bien, especialmente para mí. Lancé mal esta noche, pero jugamos un gran partido en defensa contra un equipo que puede anotar muchos puntos. Mantenerlos en 92 estuvo genial», comenta Trae Young, autor de 21 puntos, 9 rebotes y 6 asistencias.

Cierto es que el base de Atlanta estuvo errático en el tiro (8 de 25), pero por suerte contó con la colaboración de John Collins, quien se fue hasta los 21 puntos y 9 rebotes. Ya desde el banquillo, también tuvieron una buena noche Bogdan Bogdanovic con 17 puntos y Danilo Gallinari con otros 14. Para Young, el hecho de haber dejado atrás los problemas de lesiones les está ayudando en esta buena racha.

«Estamos empezando a tener a todos sanos. Hemos tenido un par de juegos en los que nadie ha estado incluido en la lista de lesionados. Esa es una buena señal. Estamos empezando a encajar. Solo tenemos que seguir adelante y no quedarnos satisfechos por ganar un par de partidos», avisa el base.

Frenazo para Boston

Los Celtics venían de conseguir la segundo victoria más holgada de su historia (128-75 ante Sacramento) y entendían el partido contra los Hawks como una oportunidad para remarcar ese buen momento. No pudieron conseguirlo. Se levantaron de la lona pero volvieron a caer al momento. Así lo explica Ime Udoka.

«Regresamos al partido a base de defensa y consiguiendo algo de movimiento de balón. Parecía evidente el camino viendo lo que hicimos en el tercer cuarto, penetrando a canasta y logrando algunos triple abiertos de Marcus Smart, pero aún así nos veía algo pesados y nos terminamos estancando. Las pérdidas de balón también nos hicieron daño», comenta el head coach de los verdes.

En el apartado individual, el mejor de Boston fue Jaylen Brown con 26 puntos y 12 rebotes, mientras que Jayson Tatum aportó 20 puntos, 6 rebotes y 4 asistencias.

(Fotografía de Kevin C. Cox/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.