Blake Griffin no está preocupado por los grandes refuerzos de sus rivales


La próxima temporada será especialmente cautivadora e interesante. Después de dos campañas muy singulares y atípicas a causa del COVID-19, la NBA espera regresar a la normalidad coincidiendo con el inicio del curso 2021-22.

Muchos equipos recuperarán a aquellos jugadores afectados por las lesiones, mientras que otros han protagonizado movimientos importantes con el propósito de escalar posiciones o confirmar su condición de candidato al anillo. Franquicias como Los Angeles Lakers, Miami Heat o Chicago Bulls han pujado muy fuerte para cumplir estas premisas.

Sin embargo, existe una ciudad en la NBA en la que se respira un generalizado clima de tranquilidad. Después de un año en el que las lesiones no les permitieron cumplir con su objetivo, los Brooklyn Nets preparan otro asalto al anillo con su núcleo intacto e incorporaciones de cierta categoría como las de Patty Mills o James Johnson.

Otro de los jugadores que ha ratificado su compromiso con el proyecto ha sido Blake Griffin, quien ha sellado su renovación por una temporada. Asentado en la ciudad neoyorquina, el ala-pívot ha sido cauteloso respecto a las altas expectativas generadas alrededor de sus rivales.

“Sobre el papel las cosas pueden verse bien pero al final es difícil de decir”, respondió Griffin a la cuestión sobre los refuerzos de otros equipos, según el periodista Kristian Winfield. “He estado en situaciones en las que un equipo acumula talento y no funciona.”

Griffin, quien juega en los Nets con Kevin Durant, Kyrie Irving, James Harden y Joe Harris, cuatro de los tiradores más letales y anotadores puro de la liga, conoce de primera mano lo que es hincar la rodilla dentro de proyectos que apuntan muy alto. De hecho, formó parte de aquellos Clippers de la Lob City que, por una razón u otra, nunca lograron triunfar.

Esta misma campaña, equipos como Phoenix Suns y Atlanta Hawks se colaron en una fiesta que había sido preparada para otros equipos, por lo que nunca se puede garantizar que acumular estrella sea sinónimo de éxito inmediato. Ya sea por lesiones como por mal acoplamiento. Y menos cuando tantas franquicias han hecho sus deberes y apuntan a dar guerra en lo más alto de sus respectivas conferencias.

(Fotografía de portada de Stacy Revere/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.