Bogdan Bogdanovic y su año en Sacramento: no tan exitoso como estaba acostumbrado

La pasada temporada no fue precisamente la más lustrosa para los . La franquicia de Sacramento, inmersa en un proceso de remodelación en la base de su plantilla, sabe que tiene por delante un tiempo de transición hasta que puedan volver a enseñar la cabeza por los altos estamentos de la liga.

Aunque esa idea sea fácil de explicar, no es tan sencilla de asimilar cuando eres un deportista de élite; y menos cuando vienes de ganarlo todo, incluso al otro lado del charco. En esa tesitura está justamente , quien vivió su primer año en la NBA viendo cómo el equipo iba sesteando a lo largo de la competición sin poder optar a un objetivo más alto que el de ver crecer en el juego a sus jóvenes y esperar al fin de la campaña para aplicar una nueva estrategia que vaya armando progresivamente al equipo en los próximos cursos.

En unas palabras para Eurohoops, Bogdanovic explicó que “la pasada fue una buena temporada, y aunque no me puedo quejar de ningún momento, lo cierto es que no fue tan exitosa como la que venía de hacer con mi anterior equipo. Creo que estamos en la dirección correcta y tenemos un futuro brillante”.

Bogdanovic, sin duda una de las estrellas emergentes del panorama europeo, fue una pieza clave en la consecución de la Euroliga 2016-17 que logró el Fenerbahce. Tras el título, dio el salto a la NBA, donde la situación en cuanto a palmarés ha sufrido un giro de 180º. No así en cuanto a minutos, ya que en ese primer curso ha sumado 27,9 por encuentro, promediando 11,8 puntos y 3,3 asistencias.

De todas formas, el joven jugador de Sacramento destacó la gran adaptación que ha tenido en su nueva ciudad equipo, en gran parte a poder contar allí con la ayuda de dos leyendas del baloncesto de la antigua Yugoslavia, como son Vlade Divac y Peja Stojakovic. “Ya les tenía a los dos para poder hablar en serbio, algo que me ayudó mucho. Ahora, voy a tener otro en la cancha que me va a facilitar aún más las cosas”, dijo Bogdanovic, en referencia a la llegada de Nemanja Bjelica, la nueva incorporación de los Kings.