Brad Stevens no quiere oír nada de rumores sobre traspasos

Aunque queden todavía dos meses para que llegue la fecha límite de traspasos, en Boston siguen viendo como la rumorología sobre intercambios marca el día a día de su equipo, algo con lo que no se encuentra cómodo el técnico . “Vivimos en un mundo que cada día, debido a la tecnología, puede saturar nuestra mente”, expresa en relación al posible acuerdo de traspaso por Omer Asik.

El entrenador jefe de los prefiere no comentar nada sobre rumores, aunque aclara que si hay algo firme será el primero en comunicarlo a la plantilla. “No voy a hablar con ellos acerca de rumores, pero si sé algo mi puerta siempre estará abierta para que entren y yo les contaré lo que sé“, explica en ESPN.

Por último, mostró su preocupación por cómo repercutirán los rumores en el rendimiento de sus jugadores. “No se puede jugar al baloncesto sin tener la mente despejada, por lo que cada uno tiene que esforzarse en controlar estas situaciones y no preocuparse por cosas que no están confirmadas”, sentencia.