Brad Stevens, satisfecho con las llegadas de Schröder y Kanter


La plantilla de Boston Celtics no ha sufrido grandes cambios respecto el curso pasado. Pese a la revolución que ha supuesto el adiós de Danny Ainge y el paso de Brad Stevens al cargo de presidente de operaciones de baloncesto, tal movimiento no se ha traducido en una profunda reestructuración del roster más allá del puesto de base, donde han dejado de contar con Kemba Walker para adquirir a Dennis Schröder.

Justo a la adquisición del alemán se refirió recientemente Stevens. El point guard ha sido contratado por un año y 5,9 millones de dólares, un contrato que sin duda está por debajo de su valor real y que supone un buen movimiento para los verdes. Más allá del aspecto económico, el ejecutivo destaca las cualidades baloncestísticas de su nuevo jugador.

“Estamos muy emocionados de dar la bienvenida a Dennis y su familia a Boston. Dennis es un jugador y competidor de alto nivel, que ha tenido un impacto constante con su juego en ambos extremos de la cancha para que sus equipos sumasen victorias”, expresa.

La otra contratación vía agencia libre ha sido la de Enes Kanter. El pívot turco es un viejo conocido en la franquicia de Massachussetts, ya que en ella militó durante la campaña 2019-20. Ahora regresa con un acuerdo de un año y 2,6 millones de dólares. En principio tendrá por delante tanto a Robert Williams como a Al Horford, pero no por ello está menos convencido Stevens de haber acertado con su vuelta.

“Enes tiene una habilidad única tanto para anotar como para coger rebotes. Más allá de sus contribuciones en la cancha, es un gran compañero de equipo. Estamos encantados de que eligiera regresar a Boston”, sentencia.

(Fotografía de Sarah Stier/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.