Bradley Beal completa el mejor partido de su carrera con 51 puntos

Hacía tan solo una noche que las críticas eran feroces con los . No era para menos: habían recibido una señora paliza en su visita a los Jazz, cayendo por 47 puntos y dando la sensación de que, si no está John Wall en cancha, el equipo no tiene mucha cosa que hacer.



Con ese panorama en su mente, , otro de los llamados a darle un rendimiento mayor a los capitolinos, decidió que anoche era el momento de reivindicarse y completó el que hasta ahora es el mejor partido de su carrera como profesional.

Sus 51 puntos, que sirvieron para tumbar a los por 92-106, son su máximo en anotación; como también lo son los 21 tiros de campo que convirtió en tantos. Además anotó 5 triples y sumó 3 rebotes y 2 asistencias.

“He estado pensando mucho [sobre lo sucedido ante Utah]. Hoy, pude jugar de manera más libre y pasándomelo bien. Entré en este partido con una mentalidad más agresiva, especialmente viniendo del anterior partido y de la forma en la que yo había jugado los últimos cuatro o cinco partidos”, comentó Beal.

Su entrenador Scott Brooks también se deshizo en elogios hacia la actuación de su jugador, recalcando que “nunca empiezas un partido pensando que uno de tus mejores jugadores o uno de los mejores escoltas en la liga va a alcanzar los 50 puntos, pero él tiene la habilidad de conseguir tales cifras cuando juega de manera intensa”.

Respuesta en vano de Lillard

En Portland se esperaba que fuera un partido mucho más cómodo de lo que acabó resultando. Y ni siquiera los 30 puntos, 8 rebotes y 9 asistencias de Damian Lillard pudieron servir de réplica ante lo que estaba haciendo Beal en frente de ellos.

“No soy de esos tipos que va a preocuparse tan rápido, pero es verdad que no estamos jugando bien. Creo que esto cambiará en la próxima gira de partidos fuera. No hemos jugado bien, pero hemos encontrado la manera de ganar partidos”, explicaba Lillard.