Brian Shaw regresa a Hollywood arrasando sin contemplaciones

Denver 137 – Los Angeles 115



Tras años de jugador y asistente de entrenadores, regresó al Staples Center como técnico jefe de los Denver Nuggets para enfrentarse a ‘sus Lakers’, equipo en el que muchos piensan que ya debería estar sentado dirigiendo sus designios. Volvió y lo hizo de manera implacable, con como estilete principal (20 puntos y 12 asistencias) y endosando a su rival 137 puntos, mayor anotación recibida por los angelinos en temporada regular desde noviembre de 1993…

Junto al ya mencionado Lawson, hasta otros seis jugadores se fueron hasta los dobles dígitos de anotación, destacando desde el banquillo Nate Robinson (21) y Timofey Mozgov (20). Por parte californiana hubo un poco de lo de siempre, estuvo bien con 25 puntos y 10 rebotes, y Nick Young volvió a brillar desde el banco con 21 puntos.

Pese al resultado final, lo cierto es que los Lakers no comenzaron mal, es más, se marcharon al descanso un punto arriba (60-61), pero tras el paso por vestuarios la defensa, esa que tantos quebraderos de cabeza está dando a Mike D’Antoni, volvió a hacer aguas al encajar 77 puntos (44 en el último cuarto). Así define la situación el técnico californiano: “Estamos en un agujero y sólo nos queda seguir jugando duro“.

Los Lakers, que siguen en caída libre, tienen al menos la buena noticia de la aparición de , quien consiguió ante los Nuggets 17 asistencias para sumar un total de 32 en sus dos primeros partidos y establecer así un nuevo récord en la franquicia.

En cuanto a los hombres de Brian Shaw, el optimismo y la confianza en una posible remontada que les acerque a los playoffs se ha instaurado con un nuevo año en el que ya llevan dos triunfos consecutivos, frenando así una racha de ocho derrotas.