Briante Weber: un partido para convencer


Segundo contrato de diez días y sólo dos partido para convencer a Steve Kerr. Difícil, muy difícil.

A Briante Weber —aquél que rozara el cuádruple-doble en la D-League— le tocó la efímera lotería de que la franquicia favorita para engarzarse el anillo se fijara en él para suplir las bajas temporales de Shaun Livingston y Klay Thompson. Directo a la función y no pudo elegir peor escenario. Derrota abultada ante Denver Nuggets y él como uno de los corresponsables de la misma, ya que estuvo en pista hasta 24 minutos.

Su noche de prueba coincidió con una de las peores que se le recuerden a Stephen Curry (1/11 en triples), pero tampoco él estuvo, en su gran primera oportunidad, demasiado inspirado ni tampoco valiente. Sólo tres lanzamientos de los que encestó uno; bagaje de 2 puntos, 3 asistencias, 1 robo y 1 tapón.

A todo o nada

Suficiente sin embargo, y viendo que se alargará la baja de Livingston, para que, tal como indica el San Francisco Chronicle, reciba diez días más para mostrar su valía. Eso se traduce en un único partido más, el cuál será ante los Sacramento Kings.

El calendario no ha beneficiado a Weber, quién en 20 días sólo habrá tenido la ocasión de vestirse de corto dos veces. Su segundo contrato muere con el parón del All-Star, y ahí entonces los Warriors decidirán si hacerlo fijo hasta final de temporada o si adiós y gracias.

Tiene toda la pinta de que, o Briante “se hace un Yogi Ferrell”, o esta se habrá convertido en una anécdota fabulosa para contarle algún día a sus hijos.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.