Brooklyn asesta otro golpe a unos Pelicans casi hundidos


La temporada de New Orleans se está queda en halagos a Zion Williamson (merecidos) y nada más. Ya en 2020, con la llegada de la burbuja de Orlando, no pocos dieron a los Pelicans como favoritos para llegar a playoffs. Meses después se repitió la circunstancia de cara a al menos ser equipo de play-in en la Conferencia Oeste. Agua. Una nueva derrota, esta ante los Nets, deja a los de Luisiana a cuatro partidos del 10º clasificado, San Antonio Spurs. Aún pueden conseguirlo, claro, pero las sensaciones no invitan a confiar en ello.

El de anoche fue un partido igualado, pero acabó como la mayoría: derrota. Zion volvió a rozar la perfección con un 14 de 15 en tiros de campo y un 5 de 6 en tiros libres para 33 puntos. Brandon Ingram estuvo acertado y se fue a los 27. Incluso otros tres jugadores superaron las dobles figuras en anotación. No fue suficiente. Recibieron 134 puntos haciendo gala de ser la cuarta peor defensa de la NBA al recibir 114,8 puntos por cada 100 posesiones.

“No voy a mentir. Se vuelve un poco molesto sentarse aquí cada dos partidos diciendo que estamos cerca pero no logramos cerrar el partido. Así que creo que tenemos que concentrarnos en algunas de esas pequeñas cosas. Lo digo una y otra vez. Hay que saber cerrar los partidos. Hasta que no lo hagamos, algunos de esos resultados no van a cambiar”, expresa Zion.

La desilusión de la estrella de NOLA contrasta con la satisfacción que se vivía en los Nets tras el partido. Los chicos de Steve Nash jugaron bien y tuvieron a un Kyrie Irving infalible en los momentos decisivos del encuentro. El base acabó con 32 puntos y 8 asistencias.

“Obviamente, cuando Kyrie hace lo que sabe y anota tiros difíciles como esos, realmente salva al equipo. En todo caso, pienso que, en general, hicimos un mejor trabajo al de noches anteriores al buscar un rendimiento colectivo, saber cuándo alejarnos del balón y no conformarnos en ningún momento”, expresa Blake Griffin, autor de 16 puntos y 8 rebotes desde el banquillo.

La victoria mantiene a los Nets al acecho de la primera plaza de la Conferencia Este, la cual se encuentra en poder de Philadelphia 76ers, equipo que les aventaja en solo medio partido.

Recaída de Harden

La mala noticia para Brooklyn ha llegado con James Harden. El escolta-base de los neoyorquinos lleva dos semanas sin jugar y su baja se ha convertido ahora en indefinida, ya que según palabras de Steve Nash ha sufrido un rehabilitación de la lesión que tiene en el tendón de la corva. Debe llegar a playoffs sin problemas, pero desde los Nets avisan que no tienen prisa alguna por una vuelta que pueda ser perjudicial a medio-largo plazo.

(Fotografía de Jonathan Bachman/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.