Brooks espera que Howard les ayude a jugar más rápido

ha cambiado de equipo en los tres últimos veranos, algo que no termina de sonar bien respecto a lo que ha aportado a cada uno de ellos. Sin embargo, esa falta de confianza por parte de sus anteriores dirigentes no frenó el ímpetu de los , que cerró su llegada al conjunto capitalino por 2 años y 11 millones de dólares.

Con su firma sellada, quedaba por saber qué plan manejaban en Washington de cara a incluirlo en un esquema dominado por John Wall y Bradley Beal. Scott Brook nos lo despeja. El entrenador de los Wizards está decidido a que sus chicos jueguen más rápido y cree que contar con el pívot les ayudará a cumplir tal objetivo.

“Es el mejor reboteador de la liga. Inicia un juego ofensivo que hace que nuestros chicos puedan jugar más rápido y tirar a canasta. Queremos jugar rápido. ¿Cómo lo consigues? Seguro que no si tienes que sacar la pelota de la red. Tienes que cogerla en el aro y salir corriendo”, comenta en declaraciones recogidas por Yahoo Sports.

Lo cierto es que la intención de Brooks no es nueva. Nada más llegar al equipo anunció que su idea era potenciar el juego al contraataque de los suyos, pero hasta ahora no ha podido hacerlo realidad. Si en la campaña 2015-16 los Wizards hacían 98,5 tiros por 48 minutos, en la 2017-18 se quedaron en 96,6. Con Howard como protector del aro esperan ganar segundos que sitúen a Wall a la carrera antes de que el rival pueda situarse en defensa.

Howard, en plena forma

La gran pregunta a estas alturas es si Howard está preparado para jugar a un ritmo frenético. Cuestionado por ello, el veterano jugador está seguro de encontrar físicamente en su mejor momento. “Sé que tengo que ser capaz de mantenerme a la altura con John, Bradley y los jóvenes. Estoy deseando que llegue el momento. Estoy en la mejor forma física de mi vida. Mi padre era entrenador de atletismo. He estado corriendo todo el verano”.