Caris LeVert: “Se acabaron los días de burlas de los Nets”

ha empezado la temporada como un tiro. El combo-guard está siendo uno de los más destacados de Brooklyn y prácticamente está doblando sus números de la pasada campaña. De continuar con esta progresión el jugador formado en Michigan apunta a uno de los favoritos para alzarse con el galardón ‘Most Improved Player‘.

En seis partidos oficiales promedia 21,3 puntos, 4,5 asistencias, 4,8 rebotes y un destacado 51,6% en 31,2 minutos sobre el parquet. Su equipo atesora un registro de 2-4 y a pesar de perder anoche ante los vigentes campeones, el conjunto dirigido por Kenny Atkinson está dando una imagen muy positiva.

Antes de su enfrentamiento a los Warriors, LeVert atendió al diario NY Post donde concedió una extensa e interesante entrevista al periodista Steve Serby.

Pregunta. ¿Están decididos a vivir fuera de la sombra de los Knicks?

Respuesta. Ni siquiera creo que sea algo en lo que pensemos. Sabemos que somos nuestra propia franquicia, nuestra propia gente, tenemos nuestra propia base de aficionados. No sé si eso es algo en lo que nuestro equipo piensa, estar a la sombra de ellos. Pero solo tratamos de pensar en nosotros mismos, estamos tratando de ser lo mejor posible.

P. ¿Qué es lo que más le gusta de su equipo?

R. Que todo el mundo es muy desinteresado. Todo el mundo quiere ganar. Todo el mundo está muy concentrado. Realmente no tenemos a nadie que piense en sí mismo.

P. ¿Qué le impulsa?

R. Definitivamente mi familia. Y también que quiero ser muy bueno. Diría que desde bien pequeño el baloncesto es algo que me encanta. Siempre quise ser el mejor en todo lo que hacía y el baloncesto no es algo diferente.

P. ¿Cree que puede ser realmente bueno? ¿Una estrella?

R. Sé que puedo ser muy grande. Sin embargo, realmente no me preocupa mucho la palabra “estrella” porque creo que todo es muy subjetivo para la audiencia. Pero sé que puedo ser muy bueno. Tengo la voluntad y el deseo de lograrlo.

P. Sus tres operaciones en el pie. ¿Cuál fue su peor momento?

R. Nunca me perdí ningún partido. Y luego hay un estigma que viene con eso, tipo… ‘Es propenso a las lesiones, no sabemos si puede jugar una temporada completa…’ Y siguió sucediendo y no sabía por qué. Otro momento débil para mí fue el Draft 2016. Yo me dije: ‘Hombre, ni siquiera puedo ser capaz de mostrar lo que soy’. Al igual que ellos solo tenían que saber lo que hacía cuando estaba sano… Me dolió porque soy un competidor. Cuando estás en la Universidad y ves el Combine a través de la televisión solo piensas en ti mismo: ‘No puedo esperar hasta que esté haciendo eso. Será muy divertido’.

P. ¿Estaba preocupado porque su sueño de la NBA quedara truncado?

R. Siempre tuve mucha confianza en que mi sueño se hiciera realidad. Simplemente no sabía cómo… Obviamente Dios tiene un plan para todos. Me seleccionó Indiana en el puesto 20º y me traspasaron a los Nets. Ahora estoy aquí.

P. ¿Cuánta confianza tiene ahora mismo en la pista?

R. Yo diría que a lo largo de todo este tiempo mi confianza nunca se mermó. Siempre sabía que tipo de jugador era y lo que podía hacer sobre la pista. Soy alguien que su confianza nunca será inestable.

P. ¿Qué tipo de jugador se imagina que puede ser?

R. Siento que puedo ser alguien que puede hacer muchas cosas sobre la pista: anotar, pasar, defender, rebotear… Lo que necesites de mí. Siento que soy ese tipo de jugador.

P. ¿Alguien que le recuerde a usted?

R. Realmente no creo que sea como cualquier otra persona. Me enorgullezco de intentar ser mi mejor versión. Sinceramente, no sé si hay alguien como yo en la NBA. Trato de fijarme en mucha gente para tratar de aprender cosas de ellos.

P. ¿A qué tipo de jugadores se refiere?

R. A mucha gente. Tomo cosas de tipos como James Harden, Kevin Durant, Stephen Curry, C.J. McCollum… Muchas personas, pero a ambos lados de la pista.

P. Describa su mentalidad en la pista.

R. Yo diría que soy un tipo tranquilo. No dejo que muchas cosas me afecten. No me verás ahí fuera súper frustrado o súper excitado, a menos que sea un final de partido y que pueda suceder algo grande. Intento mantenerme en el momento, que las cosas no me afecten. Pero soy muy competitivo. Me encanta ganar y hago lo necesario para conseguirlo.

P. Deme un ejemplo de su competitividad.

R. Tengo un hermano menor (Darryl). Es como 11 meses menor que yo, y cuando crecíamos, él no era tan competitivo como yo y siempre me pregunta por qué era así. Y esas cosas siempre trajeron todo tipo de tensiones entre nosotros. Nunca le dejaba ganar. Honestamente no puedo evitarlo. Me di cuenta que no todos son así.

El 1vs1 de sus compañeros

P. Describa al base de los Nets, Spencer Dinwiddie.

R. Un chico muy inteligente. Puedo hablar sobre cualquier cosa con Spencer, y saldré de esa conversación sabiendo algo nuevo. Siempre.

P. Y el entrenador Kenny Atkinson.

R. Muy, muy competitivo. Es uno de esos tipos que siempre va a creer en sí mismo sin importar la situación. Y lo respeto porque yo soy igual.

P. Rondae Hollis-Jefferson.

R. Ilumina la habitación a cada paso que da.

P. El pívot Jarrett Allen.

R. Es muy inteligente. Sabe montar ordenadores y todo eso…

P. DeMarre Carroll.

R. DeMarre es como el ‘gangsta original’ del equipo. Ha pasado por diferentes equipos, diferentes situaciones, equipos que no llegaron a playoffs… Ha pasado de no jugar a ser titular.

P. D’Angelo Russell.

R. Tiene muchísimo carisma. Es uno de esos jugadores que te encanta tener a tu lado y sabes que va a luchar muchísimo porque quiere ser el mejor y ganar. Está dispuesto a hacer lo que sea necesario.

P. Jared Dudley.

R. Es un adicto al baloncesto. Puede contarte todo tipo de historias sobre diferentes jugadores. Tiene un montón sobre entrenadores, jugadores…

P. Allen Crabbe.

R. Es un chico genial, muy de la costa Oeste, muy de moda. Siempre que vas al gimnasio, allí le verás.

P. Joe Harris.

R. Llega y hace lo mismo todos los días hasta el punto que es alguien muy, muy profesional.

P. Por último, un mensaje para todos los seguidores de Brooklyn sobre el equipo y sobre Caris LeVert.

R. Somos un equipo joven y todavía luchamos cada día por ser mejores, pero definitivamente el futuro se presenta muy prometedor. Aquellos días en los que la gente se burlaba de los Nets, creo que han acabado. Nos estamos convirtiendo en un buen equipo, en alguien que la gente va a respetar. Solo quédate con nosotros porque vamos a ser muy buenos este año y en el futuro.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Vince Carter, 9.000 tiros de campo convertidos

LeBron acepta el (no) reto de Jordan para decidir al mejor de la historia

Siguiente