Carmelo Anthony habla sobre su marcha de los Houston Rockets

Para mucho, muchísimo, ha dado la entrevista de en el programa televisivo The First Take, en el que el periodista Stephen A. Smith consiguió que el 10 veces All-Star abriera su mente de manera amplia y contase no pocos pensamientos e interioridades que nunca habían salido directamente de su boca.

Carmelo habló de que todavía se ve para jugar, sin temporadas de homenaje ni despedidas, sino para competir como uno más. Para ello —ha dicho Anthony— aceptaría el rol que aquel equipo que le fichara quisiese, dejando de lado su particular visión de las fortalezas propias. Pero además, Carmelo también habló de su salida de los Houston la pasada temporada.

Recordemos que el equipo texano dijo basta después de solo diez encuentros con el experimento de Carmelo junto a James Harden y Chris Paul; y desde entonces, el hijo del Draft de 2003 no ha levantado cabeza. Él mismo fue el primer sorprendido, casi en shock, con su despido, tal como ha podido rememorar en los hechos contados en su entrevista con The First Take.

“La cosa pasó de que ‘era la pieza que estábamos buscando, la que necesitábamos’, de que llevaban tres o cuatro años intentando ficharme, de que era la pieza que necesitábamos. Llego allí, creo que todo está bien, hago todo lo que tengo que hacer, nunca me perdí un entrenamiento, hacía mi trabajo, fui profesional con todo el mundo, no creo que haya una persona que pudiera decir que no fuera profesional, que no hacía mi trabajo. Y luego llegó el décimo partido y no entendí cómo habíamos llegado hasta ahí. Yo era el primero que quería hablar para ver cómo podíamos arreglar las cosas, averiguar qué podía hacer yo para que todo fuera mejor. Pero ellos querían venir a hablar conmigo para dejarme ir. No me gustó cómo acabó todo”, pudo confesar Carmelo Anthony sobre sus diez encuentros con la camiseta texana.

Se enteró de gira en San Antonio

Carmelo se enteró durante una gira por el Oeste, jugando en San Antonio al día siguiente, de que y los Rockets habían decidido prescindir de sus servicios.

“Yo estaba en San Antonio, en mi habitación. Le había dicho (a Morey) que viniera a hablar conmigo siempre que quisiera para hablar sobre cómo podía ayudar al equipo y cómo podía mejorar las cosas. Él vino y me dijo que mis servicios ya no eran necesarios. Yo le dije, ‘de qué demonios estás hablando’. ‘Pero cómo’, le dije yo, ‘tengo un partido mañana’. Y él me dijo que no iba a vestirme para jugar”, reveló Anthony.

Sin duda, estamos ante la serie de confesiones más profunda desde que Carmelo Anthony se quedara sin equipo a comienzos de la pasada temporada. Está todavía por ver si alguien tendrá a bien darle la oportunidad que busca para no dejar la NBA por una salida tan camuflada.

(Fotografía de portada: Elsa/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Derbi angelino como regalo de Navidad