Chris Finch adelanta que D’Angelo Russell seguirá saliendo desde el banquillo


Los Minnesota Timberwolves han vencido dos de sus últimos tres partidos, y tres de los últimos seis. No parece una racha lo suficientemente importante como para copar titulares pero lo cierto es que ambas igualan el mejor desempeño del equipo durante el presente curso.

Con un récord de 16-43, la franquicia de Minneapolis no pisará los playoffs este año pero al menos intentará sacar algún dato positivo del mismo. Han tenido que lidiar con numerosos obstáculos a lo largo del curso, entre los que se incluyen las lesiones, la falta de identidad como equipo y un cambio de entrenador.

Hace dos meses, Chris Finch aterrizó en el banquillo de los Timberwolves en lugar de Ryan Saunders. Un reemplazo que no ha causado un impacto inmediato pero cuyas modificaciones poco a poco empiezan a devolver réditos positivos. Una de las principales ha sido el desplazamiento de D’Angelo Russell fuera del quinteto inicial.

Desde que regresó tras superar su lesión de rodilla, el guard ha disputado nueve partidos partiendo desde la segunda unidad. En ellos ha promediado 19,4 puntos y 4,7 asistencias con un porcentaje de acierto del 47,2% en tiros de campo y del 44,8% en triples. En ellos, los Timberwolves han sumado cuatro victorias, una cuarta parte de las logradas en todo el curso.

Russell es un jugador con una clara vocación anotadora que, sin embargo, no ha logrado transformar en victorias. Y ahora que estas han llegado, aunque en un formato inesperado para él, Finch no tiene pensado cambiar su hoja de ruta. Así, la idea del técnico es mantener al de Lousville como suplente lo que resta de campaña.

“En general, la segunda unidad ha trabajado realmente bien y D-Lo ha sido para de ello”, afirmó el coach al medio Star Tribune. “Ha sido capaz de crear dentro de una unidad orientada a la defensa. En ella puede salir y hacer cosas que lo benefician a él y a todo el equipo.”

Rodeado de jugadores con un claro perfil defensivo, Russell ha podido centrar sus esfuerzos en aportar su buena dosis habitual de anotación. Es una estrategia con sentido, ya que actúa como catalizador ofensivo, sin obstaculizarse con otros compañeros ni romper el flujo anotador. “Si lo quitas de la segunda unidad y lo pones en el quinteto inicial, tienes que reajustar muchas de tus rotaciones. Obviamente, no quieres exponer tu equipo.”

En efecto, los puntos no faltan en un quinteto compuesto por jugadores como Karl-Anthony Towns y Anthony Edwards. Añadir a D’Angelo Russell a la ecuación causa más desajustes que beneficios. Una decisión que puede servir como primera vuelta de tuerca a un prometedor proyecto que precisa de mucho trabajo e implicación colectiva para salir adelante y recopilar alegrías.

(Fotografía de portada de Hannah Foslien/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.