Cleveland ahonda en la herida de Toronto: octava derrota consecutiva


Los Raptors no levantan cabeza. Golpeados por el protocolo COVID de la NBA –el cual les tuvo varios partidos sin algunos de sus mejores jugadores (Siakam, Anunoby, VanVleet…)– entraron en una mala racha de resultados que ni siquiera han conseguido cortar cuando estos han vuelto. Anoche, ante Cleveland, octava derrota consecutiva (algo no visto desde el año 2012) para colocarse con un preocupante 17-25 que les deja undécimos de la Conferencia Este.

Fred VanVleet logró 23 puntos y siete asistencias, mientras que Kyle Lowry y Powell anotaron 18 puntos cada uno. Con ellos al mando el equipo empezó bien, tanto como para terminar el primer cuarto por delante y perder de solo dos puntos al descanso. Sin embargo, el tercer cuarto fue una auténtica pesadilla para los canadienses, que vieron como los Cavaliers ponían tierra de por medio de la mano de Collin Sexton.

El base de los de Ohio logró 23 de sus 36 puntos en la segunda parte, momento que llegó precedido por una disputa dialéctica con Norman Powell (técnica para ambos) justo al finalizar el primer tiempo. Sexton señala que ese momento supuso un punto de inflexión en su partido.

“Ellos se estaban burlando de mí un poco antes, así que les dije algunas cosas porque no me escondo. El entrenador me dijo: “Los despertaste, ¿ahora qué vas a hacer?’ Sabíamos que iban a ser físicos y nos golpearían un poco, así que teníamos que estar listos para lanzar y no dejar pasar ninguna oportunidad”.

Junto a Sexton destacó el doble-doble de 17 puntos y 15 rebotes de Jarrett Allen, así como los 15 puntos y 6 asistencias que aportó Darius Garland. Ya desde el banquillo sería Dean Wade quien sumaría otros 16 puntos para unos Cavs que se colocan con 16-26.

Ahora toca Houston

La casualidad ha querido que el siguiente compromiso de Toronto nos depare un duelo entre las dos peores rachas de la NBA, ya que los canadienses visitarán Houston para enfrentarse a los Rockets. Si la situación de los Raptors es preocupante, la de los de Texas es simple y llanamente desoladora. Los entrenados por Stephen Silas llevan 20 derrotas consecutivas, lo que supone la peor marca de su historia. La buena noticia para ambos es que alguno dejará atrás este mal momento. La no tan buena es que de igual modo hay uno condenado a sumar al menos una derrota más.

Lowry, tranquilo

Kyle Lowry aseguró hace días que cualquier rumor sobre su posible salida de Toronto era mentira. Poco después el periodista Josh Lewenberg de TSN aseguraba que los Raptors no tienen intención de traspasarlo. Todo parece encaminado a su continuidad, pero ello no evita igualmente que vaya a mantenerse bajo el foco de los rumores (el último señala a Miami Heat) hasta el pase la fecha límite de traspasos (coincide con su 35 cumpleaños). Pese a tal revuelo, Lowry se muestra imperturbable.

“Sé que ese día es mi cumpleaños, así que cualquier otra cosa que suceda ese día, no me preocupa. Estamos tratando de conseguir que todos vuelvan a estar juntos, a la rutina y en la misma página, lo cual es difícil. Solo necesitamos esa victoria para seguir adelante”, comenta centrándose en el presente de Toronto.

(Fotografía de Mike Ehrmann/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.