Cuando Bradley Beal estuvo muy cerca de fichar por los Thunder


Los Brooklyn Nets podrían haberse inventado un nuevo capricho de alta gama. Uno que se llama Bradley Beal y por el que tendrían que hacer sonar ‘la gallina’ si quisieran poder tenerlo en sus manos. A estas alturas, el traspaso del escolta de Washington a la Gran Manzana se intuye bastante complicado, pero en la NBA nada es descartable.

No sería esta la primera ocasión en la que Bradley Beal ha sonado para una posible salida de los Wizards. Hasta su extensión de contrato el pasado mes de octubre, el jugador fue pasto de todo tipo de rumores: que si no quería seguir jugando en la capital, ni con John Wall, que lo más probable era que saliese traspasado, que estaba harto de perder…

Todo pura especulación. Beal extendió su compromiso en los Wizards, adquiriendo una remuneración de auténtica estrella. El jugador All-Star sellaba así su continuidad en el único equipo y proyecto que conoció desde su llegada a la NBA, en 2012. Fue entonces, no obstante, cuando el aterrizaje en Washington pudo truncarse instantes antes de haberse producido.

Lo contó el propio Bradley hace algunos días en el podcast All the smoke que presentan los exjugadores Matt Barnes y Stephen Jackson.

“Mi noche del draft fue una locura porque era mi cumpleaños. Hacía 19 años. Sabíamos que AD (Anthony Davis) sería número uno. La duda estaba en si yo sería elegido en el número dos o el tres; a Charlotte o Washington. Mi agente me dijo de repente que era posible que fuera a Oklahoma City. No entendía nada porque solo había hecho entrenamientos para tres equipos, y no había sido con ellos”, explicaba Bradley Beal.

Los Oklahoma City Thunder eran ya conscientes de que no podrían mantener el bloque ganador con Kevin Durant, James Harden y Russell Wesbtook. Grupo que había alcanzado las Finales —perdidas— hacía solo unos días. La Barba tenía que salir y a punto estuvo la cosa de concretarse con Washington, enviando en ese caso, a cambio, a Beal a OKC como contraprestación. El traspaso no se concretó pero quedó bastante cerca.

“La idea de aquello era traspasar a Harden a Washington, y enviarme a mí a Oklahoma con Westbrook y Durant. Fue una decisión de última hora. Estaba casi cerrado”, desvelaba Beal.

Aquella posibilidad no se produjo. Bradley fue seleccionado por los Wizards en el número tres de tal certamen, sembrando una relación que se ha extendido hasta la actualidad, dos prolongaciones de contrato después.

Los Thunder optaron por traspasar a James Harden ese mismo año pero en el mes de octubre. Lo pergeñaron con Houston, quien entregó a cambio a Jeremy Lamb, Kevin Martin, dos futuras primeras rondas del draft (Steven Adams y Mitch McGary) y una segunda (Álex Abrines).

(Fotografía de portada: Patrick Smith/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.