Cuando peor pintaban las cosas para los Clippers, apareció Chris Paul para solucionar el entuerto

107 – 118

Con fuera desde el primer cuarto debido a unos espasmos en su espalda y con Glen Davis sentado en el banquillo tras una discusión con Doc Rivers, fue justo el momento en el que apareció para rescatar al equipo.

Y buena falta le hacía, ya que iban 13 abajo y las perspectivas no pintaban demasiado halagüeñas. El base se echó el encuentro a sus espaldas y se fue hasta los 30 puntos y 12 asistencias. Jamal Crawford le secundó con 22 tantos.

“Sabíamos que el año pasado estas cosas fueron nuestra debilidad”, señaló Matt Barnes. “Éramos débiles mentalmente y creo que hemos puesto un enfoque colectivo en ser mentalmente fuertes y lo hemos venido haciendo durante un largo camino en este año”.

Los Rockets rompieron así una racha de cinco encuentros venciendo, y notaron las ausencias por lesión de Dwight Howard y Patrick Beverley. “No se puede usar eso como excusa. Todo el mundo sufre las lesiones. Ellos no tuvieron a su mejor jugador tampoco…”, puntualizó .

fue el encargado de guiar a los de Houston gracias a sus 32 puntos, mientras que el propio Parsons tuvo 28. DeAndre Jordan añadiría 20 tantos y 12 rebotes.