Cuban: “Jordan me dijo que estaba en una cita”


El culebrón que ha originado DeAndre Jordan con su vuelta a los Clippers sigue coleando. Mark Cuban, General Manager de Dallas Mavericks, ha emitido hoy un comunicado, recogido por Tom Ley en DeadSpin, en el que cuenta lo que sucedió el martes a su llegada a Houston.

“Queridos fans de los Mavs,

Después de todas las tonterías que escribió un empleado de ESPN en Twitter (se refiere a su cruce de palabras con Chris Broussard), he pensado en compartir los eventos ocurridos el martes”. Cabe recordar que Cuban afirmó ayer que no sabía nada de DeAndre Jordan desde el martes por la noche, por lo que se refiere a los hechos ocurridos antes de que se pusiera fin a la comunicación entre ambos.

“Durante todo el lunes [DeAndre y yo] nos estuvimos escribiendo mensajes debatiendo sobre jugadores libres, la cantidad de espacio salarial que nos quedaba. Quién gustaba a nuestro staff. Quién nos gustaba a nosotros. Lo emocionado que estaba él. Pero el martes la comunicación básicamente terminó y empezamos a oír rumores de varias personas de que algo estaba pasando”, continúa Cuban, en referencia a las primeras informaciones que apuntaban a un posible arrepentimiento por parte de Jordan, y a contactos con algunos de sus antiguos compañeros en Clippers.

“Así que volé a Houston y cogí una habitación en el Galleria, a pocos minutos de su casa. Hice que mi chófer me llevara hasta su casa. Está dentro de una pequeña comunidad con puerta pero estaba abierta así que entramos con el coche y literalmente caminé hasta su puerta. No había nadie en casa. Así que le escribí diciéndole que estaba allí: ‘Sé que está pasando algo. Hablemos.’ Él me contestó diciendo que estaba en una cita“, añade el GM de los Mavs.

“Le dije que se divirtiera. Que yo no tenía prisa y que estaría feliz de pasar a saludar o, si quería hacer que la cita fuese divertida, de llevarlos a Dallas con el jet para salir de noche. No respondió“.

“Tras 10 minutos volví al hotel, no quería estar sentado frente a su casa, no era correcto. Le escribí y le dije que ya no estaba ahí, que se lo pasara bien en la cita y que ya hablaríamos. Me contestó inmediatamente dándome las gracias”, comenta Cuban sobre el que probablemente fuera el último mensaje que recibió del pívot.

“Él sabía que yo estaba en la ciudad, sabía que estaba cerca. Yo sabía que algo pasaba. También sabía que sus agentes venían a la ciudad. Tenía sentido que él hablara con ellos y en el peor de los casos, aunque estuviera teniendo segundos pensamientos, los agentes serían capaces de darme alguna noticia. Como en cualquier gran movimiento en tu carrera es normal pensar dos veces las cosas, por lo que estaba algo preocupado pero no del todo. Así que me fui a dormir”. Así concluye Mark Cuban su comunicado, añadiendo sus ánimos a los fans de los Mavs y un “queda más por venir” que deja claro que la historia no ha terminado aquí.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.